No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Negligencia, causa de muerte de bebé inmunizada con vacuna

La enfermera que manipuló la vacuna PRS, que Cuba importa desde la India, fue separada definitivamente de su puesto.

Avatar del

Por EFE

En octubre pasado una bebé murió y otros cuatro niños de un año debieron ser hospitalizados después de recibir la vacuna en el mismo centro sanitario.(Pixabay)

En octubre pasado una bebé murió y otros cuatro niños de un año debieron ser hospitalizados después de recibir la vacuna en el mismo centro sanitario. | Pixabay

LA HABANA, Cuba.- Las autoridades sanitarias de Cuba revelaron este sábado que "negligencias" humanas fueron la causa de la muerte de una bebé y los problemas de salud de otras dos niñas tras ser inmunizadas con la vacuna PRS contra las paperas, el sarampión y la rubeola.

"La causa de los eventos que presentaron las tres niñas fueron por violaciones de las normas establecidas en la vacunación, provocados por negligencias durante el proceso de conservación, preparación, manipulación y exposición del bulbo utilizado", señala una nota del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

El comunicado del Minsap, publicado en el diario oficial Granma, indica que las tres bebés sufrieron un "Síndrome de Shock Tóxico, provocado por una bacteria (Estafilococo aureus), aislada en las investigaciones realizadas".

La enfermera que manipuló la vacuna PRS, que Cuba importa desde la India, fue separada definitivamente de su puesto, inhabilitada para ejercer su profesión y actualmente se encuentra "en proceso de instrucción penal".

En octubre pasado una bebé murió y otros cuatro niños de un año debieron ser hospitalizados después de recibir la vacuna en el mismo centro sanitario del este de La Habana, una noticia que conmocionó a los cubanos y se hizo viral en las redes sociales de la isla, tras lo que el Gobierno aseguró que estudiaría el caso.

El suceso provocó también inquietud en centenares de padres y madres cubanos que expresaron su temor de vacunar a sus hijos hasta que se aclarara lo ocurrido.

Poco después de conocerse el caso, la madre de la pequeña fallecida hizo público su malestar porque nadie le había ofrecido explicaciones sobre las causas de la muerte de su hija y tampoco había recibido condolencias de las autoridades de la isla hasta que no pasaron varios días.

Tras investigar lo sucedido, el Minsap aclaró en la nota de este sábado que de los cuatro bebés internados, dos no presentaron síntomas correspondientes con este "evento adverso" y evolucionaron favorablemente.

"Dolorosamente, el 9 de octubre en horas de la noche, fallece la niña P. D. C., de un año de edad, (...) como consecuencia de las complicaciones. Las otras dos niñas vinculadas a este evento, a partir del tratamiento intensivo realizado, se recuperaron y fueron dadas de alta hospitalaria", informó el Ministerio de Salud cubano.

Las autoridades sanitarias ya habían descartado que la vacuna fuera la causante de las reacciones adversas y reiteraron que el "lote y diluente utilizado se encuentra apto para su uso, según los exámenes de laboratorio realizados en varios centros de investigación acreditados del país".

"El Ministerio de Salud Pública lamenta lo acontecido y adopta las medidas para que hechos como este no se repitan en nuestro país", concluye el comunicado, que subraya que las familias ya fueron informadas de los resultados de la investigación.

Desde 1986 hasta 2018 en Cuba se han administrado más de 9.2 millones de dosis de la vacuna PRS a niños de uno y seis años.

Aunque produce ocho tipos de vacunas, la relacionada con el incidente proviene del Serum Institute de la India, donde Cuba la compra desde hace más de cinco años.

El lote del fármaco aplicado a los niños enfermos contenía ocho mil 700 bulbos y con ellos se administraron 43 mil 630 dosis en todo el territorio sin que se reportaran complicaciones, según datos oficiales. 
 

En esta nota

Comentarios