No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Mujer estranguló a su novio para saber qué se sentía matar a alguien

En 2016, Haugen se declaró culpable del crimen, que aparece en un nuevo episodio de la serie de Netflix "I Am A Killer".

Avatar del

Por El Imparcial

Ella afirma que ahora está "desconsolada" por la muerte de su novio.(Netflix)

Ella afirma que ahora está "desconsolada" por la muerte de su novio. | Netflix

WASHINGTON, EU.-Una mujer sentenciada a 60 años de prisión por estrangular a su novio en un estacionamiento de Walmart en Montana dijo que "quería saber cómo se sentía (matar a alguien”", después de que él le había pedido que lo matara debido a su depresión, según un informe.

Lindsay Haugen, de 32 años, y Robert Mast, de 25, viajaban desde Olympia, Washington, a Dakota del Norte en 2015, cuando se detuvieron en Billings, Montana, donde se colocó detrás de él en su automóvil y lo ahorcó mientras le cerraba la boca y la nariz. 

Ella le declaró a los investigadores que lo mató "porque él me lo pidió" mientras luchaba para combatir su depresión, pero agregó que quería "saber qué se siente matar a alguien con mis propias manos", según el diario Mirror del Reino Unido.

En 2016, Haugen se declaró culpable del crimen, que aparece en un nuevo episodio de la serie de Netflix "I Am A Killer".

"Recuerdo que una mañana se despertó y dijo: ¿Alguna vez te ha decepcionado que te hayas despertado y sigas vivo?", declaró Haugen, ahora de 36 años. "Solo recuerdo lo molesto que se veía".

Ella afirma que ahora está "desconsolada" por la muerte de su novio.

El juez de distrito del condado de Yellowstone, Gregory Todd, ordenó a Haugen que cumpliera 60 años en la prisión para mujeres del estado de Montana en un fallo de 2016.

Durante su juicio, Haugen se dirigió a la familia de la víctima, diciendo: “Lo siento mucho. No puedo creer que lo hice. Era un alma tan hermosa”.

Durante el interrogatorio policial, Lindsay admitió fríamente que cometió el crimen debido a una fascinación distorsionada al sentir lo que sería matar con sus propias manos.

La policía creía que su crimen estaba premeditado, y el investigador principal le dijo al programa que estaba celosa por los sentimientos de Robby hacia una ex novia.

“Tenía solo tenía 25 años y tenía toda su vida por delante, pero tomé una decisión y le quité la vida. Nada de lo que pueda hacer puede deshacer eso”, señaló Haugen, quien se escapó de su casa cuando tenía 15 años, era adicta a la heroína a los 16 años y estaba embarazada a los 17.

Más tarde dejó a su bebé con su madre y se unió a la Guardia Nacional, donde conoció a un hombre abusivo que regularmente la golpeaba, la violaba e incluso intentó matarla.

En esta nota

Comentarios