GA4 - Google Analitycs
Tendencias
Cintilla de tendencias

Sandra Cuevas

Inflación

Rusia

Gloria Trevi

Mujer de Texas que asesinó a una embarazada y sacó a su bebé del útero es declarada culpable de asesinato capital; se discute la pena de muerte

El jurado discute si darle la pena de muerte o cadena perpetua a la mujer que asesinó a una madre de 21 años que esperaba a su segunda hija; la acusada la golpeó repetidas veces la cabeza y le abrió el abdomen para sacarle a su bebé y hacerla pasar por suya. Luego la apuñaló cien veces para terminar de matarla

Avatar del

Por Redacción/GH

Mujer de Texas que asesinó a embarazada y sacó a su bebé del útero declarada culpable de asesinato capital; se discute la pena de muerte(Especial)

Mujer de Texas que asesinó a embarazada y sacó a su bebé del útero declarada culpable de asesinato capital; se discute la pena de muerte | Especial

Una mujer de Texas fue condenada el lunes por asesinato capital, por matar a una mujer embarazada y sacar a su bebé de su matriz.

Taylor Rene Parker, de 29 años, fue declarada culpable de asesinar a Reagan Micelle Simmons-Hancock, de 21 años, en la casa de la víctima en New Boston en octubre de 2020.

Un jurado del condado de Bowie deliberó alrededor de una hora antes de encontrar a Parker culpable del asesinato y el secuestro de la niña, a la que sacó del útero cortado y posteriormente murió.

El equipo de defensa argumentó que la bebé nunca estuvo viva y solicitó que se desestimara el cargo de secuestro, lo que habría reducido el cargo de asesinato capital a asesinato. 

Es por eso que en las declaraciones iniciales dedicamos tanto tiempo a las definiciones. No se puede secuestrar a una persona que no ha nacido viva”, dijo el abogado Jeff Harrelson en su alegato final.

Sin embargo, los fiscales dijeron que varios profesionales médicos habían testificado que el corazón de la bebé latía cuando nació.

Te puede interesar: Pareja británica de ancianos secuestrada, asesinada y lanzada como alimento a cocodrilos en Sudáfrica; se lleva a cabo juicio

Un asesinato salvaje

Parker había golpeado el cráneo de Simmons-Hancock varias veces con un martillo, la cortó y apuñaló más de 100 veces antes de sacar a su bebé por nacer de su útero con un bisturí.

La acusada, que fingió su propio embarazo durante casi 10 meses, investigó cómo fingir un embarazo y vio varios videos sobre partos prematuros a las 35 semanas, que era lo avanzado que estaba Simmons-Hancock cuando fue asesinada. 

En los meses previos al asesinato, Parker se había disfrazado para parecer embarazada, fingió ecografías, hizo publicaciones en las redes sociales alegando que estaba embarazada y reveló su género.

Según los fiscales, ella había mentido acerca de estar embarazada para que su novio se quedara con ella y le dijo que la inducirían a dar a luz el día que mató a Simmons-Hancock.

En las últimas dos semanas, la evidencia nunca ha sido más clara", dijo al jurado la asistente del fiscal de distrito Lauren Richards. "Ella es una mentirosa, una manipuladora, y ahora tendrá que rendir cuentas por ello".

La víctima debió sufrir mucho

Richards le recordó al jurado cómo la víctima fue golpeada en la cabeza al menos cinco veces con tanta fuerza que los golpes le comprimieron el cráneo contra el cerebro.

"El dolor que Reagan debe haber sentido cuando Taylor comenzó a cortarle el abdomen, de cadera a cadera... indescriptible", dijo Richards. "Cuando Taylor obtuvo a la bebé, Reagan aún estaba viva; fue entonces cuando Taylor comenzó a acuchillar y cortarla. No podía dejarla con vida. No fue una muerte rápida. Simplemente siguió cortándola. Supongo que Reagan no moriría lo suficientemente rápido para Taylor, para salir de allí y continuar con sus planes".

Simmons-Hancock tenía una hija de tres años cuando la mataron.

Los fiscales buscan la pena de muerte para Parker. Los miembros del jurado decidirán en un juicio de sentencia programado para el 12 de octubre si sentencian a Parker a muerte o cadena perpetua sin libertad condicional.

Te puede interesar: Estranguló y mató a una madre de Utah, arrojó el cuerpo en Colorado y huyó a México; arrestado después de 7 años del asesinato

En esta nota

Comentarios