No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Mi matrimonio apesta: Mujer ebria aterra a niños en camión escolar

Una mujer dio un perturbador mensaje ante la cámara antes de tomar un camión escolar en evidente estado inconveniente y hacer que los niños vivieran una pesadilla.

Avatar del

Por El Imparcial

Mi matrimonio apesta: Mujer ebria aterra a niños en camión escolar(Pixabay)

Mi matrimonio apesta: Mujer ebria aterra a niños en camión escolar | Pixabay

LONGVIEW, Washington.- Alumnos de primaria y secundaria atravesaron instantes de terror a bordo del transporte que proporciona su propia escuela, ya que era manejado por una mujer en estado de ebriedad, en Washington.

Ante la amenaza, uno de los menores llamó al 911 para reportar el caso y minutos más tarde, la mujer fue detenida. Aunque los hechos se presentaron la semana pasada, el Departamento policial de Longview reveló la grabación dentro del camión.

El video comienza con un acercamiento a la cámara de Cartherine L. Maccaron, chofer de 48 años de edad que se encontraba a solas en el vehículo, para decir que su matrimonio "apesta" y su esposo es "un hijo de una pistola", expresión usada en EU como insulto.

Minutos después, la chofer de cabello rubio recogió a estudiantes de primaria y secundaria de Longview. Cuando vehículo está totalmente lleno de menores, comienza a decirles que está totalmente loca. 

Más tarde exclama: “Ustedes, están tan callados. No dicen nada. Yo sólo estoy muy feliz”. La mujer sigue vociferando y los niños entraron en pánico y gritaron. 

El pánico aumentó cuando conduce con escasa precaución, saltando topes y los menores gritan por tras sentir la fuerza del impacto.  

Uno de los estudiantes de quinto año marcó al 911 para reportar que la chofer del camión estaba alcoholizada y que ignoró tres altos de semáforos. 

Cuando los oficiales le pidieron que se detuviera, hallaron el autobús sin niños, pues ya los había dejado en sus casas, y a Catherine con un fuerte olor a “alcohol”.

Después de su liberación, la mujer renunció a su trabajo y quedó a la espera de que terminen las investigaciones por conducir bajo la influencia del alcohol. 

Para bien, todos los menores llegaron a sus hogares sin lesión alguna, según un comunicado de las Escuelas Públicas de Longview. Además, la institución aclaró que se encuentra mejorando sus procedimientos de seguridad para evitar incidentes similares. 
 

Con información de El Universal

Esta nota incluye información de: El Universal, Vive USA

En esta nota

Comentarios