Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Francia

Más de mil 300 detenidos y 79 policías heridos en nueva noche de disturbios por la muerte de un joven en Francia

Aunque las cifras superaron las jornadas anteriores, las autoridades consideran que los incidentes fueron menos intensos que la noche anterior.

PARÍS.- En Francia, durante la cuarta noche consecutiva de disturbios por la muerte de un joven a manos de la policía mientras intentaba escapar de un control de carretera, fueron detenidas al menos mil 311 personas y 79 agentes de policía resultaron heridos.

El Ministerio del Interior francés proporcionó las cifras en un informe actualizado emitido cerca del mediodía, señalando que la policía nacional realizó 752 arrestos, la gendarmería 153 y la Prefectura de policía de París 406, como detalló la radio pública FranceInfo.

A pesar del alto número de arrestos, que superó el de días anteriores, las autoridades francesas consideran que los incidentes fueron menos intensos que los ocurridos la noche anterior.

Gracias a la movilización de las fuerzas de seguridad interior en todo el país, el nivel las violencias cometidas fue de menor intensidad que la noche anterior", indicó la cartera en la red social Twitter al comunicar el primer dato esta mañana, a las 8 horas (6 horas GMT).

Entre los policías y gendarmes heridos figuran cuatro agentes lesionados en incidentes con armas de fuego en Vaulx-en-Velin (a las afueras de Lyon), dos con hematomas y otros dos alcanzados por metralla.

A esas cifras se suma un total de unos mil 350 vehículos incendiados y desperfectos en unos 234 edificios, de acuerdo también a fuentes del ministerio de Interior citadas por la prensa local, lo que supone alrededor de la mitad de los registrados en la noche precedente.

La noche fue más calmada en la región París, si bien no dejaron de darse incidentes graves en zonas de la periferia como Seine-Saint-Denis o Nanterre, donde tuvo lugar la muerte del joven Nahel M. el pasado día 27.

En lugares como Marsella, a donde el Gobierno tuvo que mandar refuerzos durante la noche a petición del Ayuntamiento, Grenoble o Lyon fueron más preocupantes, con escenas de saqueos incluidas.

Para esta noche del viernes al sábado, el Gobierno había puesto en la calle 45 mil policías con un dispositivo reforzado que incluía el despliegue de blindados ligeros de la Gendarmería.

La noche anterior el número de detenciones ascendió a 875 y hubo casi 300 policías heridos, aunque ninguno de gravedad.

Muerte de Nahel

Nahel, un joven de 17 años y de ascendencia árabe, recibió un disparo mortal por parte de un policía el pasado día 27 cuando trataba de huir de un control policial en Nanterre.

Las imágenes de los hechos, grabadas por testigos, desataron una fuerte indignación en el país, lo que degeneró en disturbios sobre todo en los barrios populares de las grandes ciudades y en el cinturón metropolitano de París.

El joven será enterrado hoy, según había detallado la víspera Patrick Jarry, el alcalde de Nanterre, si bien en un comunicado a la prensa francesa la familia ha indicado que quieren que sea una jornada de "discreción" y "recogimiento" y ha pedido que no acudan periodistas.

En esta nota