Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Guerras

Localizan miles de proyectiles sin estallar bajo escuela en Camboya

Se creía que aún quedaban muchos proyectiles más, de modo que la escuela permanecería cerrada algunos días mientras el equipo de desminado retiraba el material peligroso, indicó Heng Ratana.

NOM PEN.- Las autoridades de Camboya han decidido cerrar temporalmente una escuela secundaria debido al descubrimiento de miles de proyectiles sin detonar provenientes de las casi tres décadas de guerra civil en el país.

La ubicación de este hallazgo es la escuela Reina Kossamak, situada en la provincia nororiental de Kratie. Este descubrimiento ocurrió después de que se convocara a equipos de desminado para llevar a cabo una inspección en el terreno antes de la construcción de un nuevo edificio en el recinto escolar.

Según Chheang Heng, subdirector de educación en la provincia, se tomaron estas medidas precautorias para asegurarse de que no hubiera minas enterradas en el área.

La escuela en cuestión alberga a más de mil estudiantes que actualmente están siendo afectados por esta situación.

El lugar era un almacén de municiones durante el régimen de los Jemeres Rojos en la década de 1970 antes de convertirse en escuela, y se creía que toda la munición se había retirado del lugar, indicó Chheang Heng.

El equipo del Centro de Acción contra las Minas en Camboya encontró 2.116 piezas de munición entre el viernes y el sábado, señaló en Facebook el director de la agencia del gobierno, Heng Ratana.

Entre los objetos encontrados había granadas M79, espoletas FuzeM48 y proyectiles para el lanzacohetes B40. Imágenes compartidas en la página de Facebook de la organización mostraban los objetos cubiertos de tierra, colocados en fila en el patio de la escuela.

Se creía que aún quedaban muchos proyectiles más, de modo que la escuela permanecería cerrada algunos días mientras el equipo de desminado retiraba el material peligroso, indicó Heng Ratana.

Sé que el recinto de esta escuela era un gran almacén de munición de los jemeres rojos a finales de la década de 1970, pero no podía creer que hubiera una enorme cantidad de munición enterrada debajo de esta forma”, dijo Chheang Heng.

En esta nota