Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Guerra Rusia Ucrania

"La guerra entre Israel y Hamás relega la defensa de Ucrania a un segundo plano"

El jefe del Estado Mayor ucraniano, Valerii Zaluzhnyi, comparó la situación con la Primera Guerra Mundial, evidenciando un estancamiento en el frente. 

UCRANIA.-Tras casi dos años de intensos enfrentamientos, la guerra de Ucrania se encuentra en un punto muerto, con la esperada contraofensiva ucraniana mostrando avances mínimos, señala un informe del medio DW.

La ofensiva, lanzada en junio con el objetivo de romper el frente de guerra y recuperar territorios ocupados por Rusia, se ha topado con una feroz resistencia, caracterizando el conflicto como una guerra de desgaste.

El jefe del Estado Mayor ucraniano, Valerii Zaluzhnyi, comparó la situación con la Primera Guerra Mundial, evidenciando un estancamiento en el frente.

FOTO DE ARCHIVO. El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, asiste a una conferencia de prensa conjunta con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (no en la foto), en medio del ataque de Rusia a Ucrania, en Kiev, Ucrania, el 4 de noviembre de 2023.  REUTERS/Thomas Peter

Las declaraciones de Zaluzhnyi generaron controversia, ya que admitió que no se esperan avances significativos en el corto plazo.

“La guerra en Ucrania está en punto muerto”

La guerra ha dejado su huella en Ucrania, con escasez de armas, munición y problemas para reclutar nuevos soldados. Además, el apoyo económico y militar de Occidente no se traduce en avances decisivos en el campo de batalla, lo que ha sembrado dudas entre los aliados occidentales.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, confiado en la victoria, se encuentra ahora enfrentando un creciente cansancio por la guerra en Estados Unidos y Europa.

El apoyo estadounidense, vital para la supervivencia de Ucrania, ha disminuido según encuestas recientes, complicando la aprobación de nuevos fondos por parte del Congreso.

Además, el estallido de la guerra entre Israel y Hamás ha desviado recursos destinados a Ucrania, planteando interrogantes sobre la capacidad de Occidente para mantener su compromiso en dos frentes simultáneos.

En medio de este panorama, se especula sobre posibles negociaciones entre Ucrania y Rusia, mientras la necesidad de encontrar una salida negociada al conflicto se vuelve más evidente.

La crisis en Oriente Próximo y la rivalidad con China cobran relevancia, desplazando la atención y los recursos que antes estaban destinados a Ucrania.

Ucrania enfrenta desafíos significativos mientras la comunidad internacional busca reevaluar sus prioridades y estrategias en medio de un conflicto prolongado y en constante evolución.

En esta nota