Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Australia

Hombre australiano que fingió su propio secuestro para encontrarse con su amante tendrá que pagar toda la operación policial

Paul Iera tendrá que pagar al gobierno estatal alrededor de 10 mil dólares por 200 horas de trabajo policial.

AUSTRALIA - Un hombre australiano, identificado como Paul Iera, llevó a cabo un engañoso plan al fingir su propio secuestro para pasar tiempo con su amante durante la víspera de Año Nuevo. El caso, que registrado en Wollongong, Nueva Gales del Sur, ha culminado con una orden judicial que lo obliga a reembolsar el costo de la operación policial que se desplegó para encontrarlo.

Iera, un trabajador de 35 años, le mintió a su pareja sobre sus intenciones para la noche del 31 de diciembre, afirmando que se reuniría con su "asesor financiero" con motivos de trabajo. Sin embargo, su amante y él se vieron atrapados en una red de mentiras cuando enviaron un mensaje a su pareja para ganar tiempo, según CNN.

El mensaje, que se hizo público, incluía una demanda de rescate inusual: "Gracias por enviarnos a Paul, ahora la venganza es un ***** adiós. Lo mantendremos con nosotros hasta la mañana cuando nos entregue su bicicleta y daremos por saldada la deuda".

La pareja de Iera, preocupada por la extraña situación, denunció su desaparición a la policía minutos antes de la medianoche del Año Nuevo. Esta denuncia desencadenó una investigación por parte de las autoridades locales.

A pesar de haber sido interceptados en un control policial al día siguiente, Iera continuó sosteniendo que había sido secuestrado por un grupo de hombres de Oriente Medio desconocidos que posteriormente lo liberaron.

Sin embargo, la verdad salió a la luz 12 días después, cuando Iera fue arrestado y acusado de hacer una acusación falsa con la intención de someter a otra persona a una investigación.

El hombre recibe condena

El magistrado Michael Ong calificó el comportamiento de Iera como "aborrecible" y, aunque fue condenado a un período de tres años de libertad condicional comunitaria, evitó la prisión. También tendrá que pagar al gobierno estatal alrededor de 10 mil dólares por 200 horas de trabajo policial.

El abogado de Iera, Abbas Soukie, emitió una declaración en nombre de su cliente, quien expresó su alivio por evitar la prisión y afirmó estar comprometido con su rehabilitación. Soukie mencionó que Iera "desea avanzar en su vida como un miembro productivo de la comunidad" y cuenta con el apoyo de su familia y su pareja.

En esta nota