No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Exigen renuncia de premier paquistaní tras insinuar que mujeres tienen la culpa de violaciones

Imran Khan estimó en entrevista que las violaciones han incrementado en medida que la vulgaridad lo ha hecho; feministas paquistanís piden que se disculpe.

Avatar del

Por EFE

Exigen renuncia de premier paquistaní tras insinuar que mujeres tienen la culpa de violaciones(AP)

Exigen renuncia de premier paquistaní tras insinuar que mujeres tienen la culpa de violaciones | AP

ISLAMABAD, Pakistán.- El primer ministro paquistaní, Imran Khan, desencadenó la polémica en su país y se vio tildado de ignorante por haber establecido un vínculo entre la violación y la forma en que se visten las mujeres.

En una entrevista televisada este fin de semana, el excampeón de críquet estimó que los casos de violación habían “aumentado rápidamente” en el mundo moderno, viendo en ello una consecuencia normal “en cualquier sociedad donde la vulgaridad va en aumento”.

Luego explicó que la razón por la que las mujeres se cubren en el islam es para escapar de la tentación. “El concepto mismo de 'purdah' es evitar la tentación, no todo el mundo tiene la voluntad de apartarse de ella”, declaró. Señaló, en ese sentido, que las mujeres deben cooperar para “evitar” las tentaciones de los hombres.

El término "purdah" se refiere a la estricta separación de los sexos y a la obligación de pudor de las mujeres en algunas comunidades musulmanas o hindúes.

Cientos de personas firmaron una petición en línea que circulaba el miércoles condenando declaraciones “objetivamente incorrectas, hirientes y peligrosas”. “La culpa se basa únicamente en el violador y el sistema que favorece al violador, incluida la cultura fomentada por ciertas declaraciones (como las de Khan)”, añadió el texto.

Feministas paquistaníes continuaron pidiendo hoy que el premier se disculpe por sus dichos, a pesar de la justificación de su gobierno de que sus palabras fueron distorsionadas.

“Creo que el primer ministro de Paquistán es un monstruo machista, misógino y patriarcal. Y debe dimitir”, dijo a EFE la veterana activista Tahira Abdullah en una pequeña protesta en Islamabad.

“Si Zainab hubiese vestido un burka, ¿hubiese sido violada o no?”, se preguntó la veterana feminista haciendo referencia a la violación y asesinato de una niña de siete años que provocó fuertes protestas en 2018.

Rodeada de pancartas que rezaban “No se permitirá culpar a las víctimas en Paquistán” e “Imran Khan debe pedir disculpas a todas las mujeres de Paquistán”, la activista no podía esconder su enfado.

A su lado, la joven Isha pidió una disculpa del político conocido por su pasado de playboy y divorciado dos veces.

“Creo que debería aparecer en televisión y pedir perdón”, dijo la estudiante.

A última hora del miércoles, el gobierno indicó en un comunicado que las palabras de Khan habían sido distorsionadas.

“Desafortunadamente, parte de su comentario, consciente o inconscientemente, ha sido distorsionado para que parezca que dijo algo que no dijo”, según la nota.

En cualquier caso, las palabras del mandatario provocaron un aluvión de críticas en un país demasiado acostumbrado a la violencia contra las mujeres, incluidas las violaciones.

Entre otras organizaciones, la ONG, Comisión de Derechos Humanos de Paquistán (HRCP) crítico duramente las palabras del mandatario.

“No sólo muestra una desconcertante ignorancia de dónde, por qué y cómo ocurren las violaciones, también culpa a las supervivientes de las violaciones”, indicó la HRCP en un comunicado. 

 

Según las cifras oficiales, sólo 0.3% de los casos de violación en Pakistán terminan en condena.

En esta nota

Comentarios