Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Elon Musk

Elon Musk es declarado inocente en juicio por fraude por sus tuits sobre salida de la bolsa

El jurado emitió su veredicto unas dos horas después de comenzar las deliberaciones.

ESTADOS UNIDOS.- Este viernes, un jurado de Estados Unidos declaró que Elon Musk, el director ejecutivo de Tesla Inc, y su empresa no son responsables por fraude de valores en el caso de los tuits de Musk en 2018, aclarando que tenía financiación para que la empresa de autos eléctricos dejara de cotizar en la bolsa.

Por su parte, los demandantes habían denunciado miles de millones de daños y perjuicios, y la decisión había sido tomada como importante para el propio Musk, quien desde dicho suceso había defendido vehementemente su libertad de tuitear ampliamente.

El jurado emitió su veredicto unas dos horas después de comenzar las deliberaciones.

La segunda persona más rica del mundo ha creado anteriormente dolores de cabeza legales y regulatorios por su uso a veces impulsivo de Twitter, la empresa de medios sociales que compró por 44.000 millones de dólares en octubre.

La atención de Musk se ha dividido en los últimos meses entre Tesla, su empresa de cohetes SpaceX y ahora Twitter. Los inversores de Tesla han expresado su preocupación por el hecho de que la gestión de la empresa de redes sociales haya ocupado demasiado de su atención.

Los accionistas de Tesla aseguran que Musk los engañó cuando tuiteó el 7 de agosto de 2018 que estaba considerando sacar la compañía a bolsa a 420 dólares por acción, una prima de alrededor del 23% respecto al cierre del día anterior, y que tenía "financiación asegurada."

Dicen que Musk mintió cuando tuiteó más tarde ese día que "el apoyo de los inversores está confirmado."

El precio de las acciones se disparó después de los tuits y luego volvió a caer después del 17 de agosto de 2018, cuando quedó claro que la compra no se llevaría a cabo.

Un abogado de los accionistas dijo al jurado que el multimillonario CEO no está por encima de la ley, y debe ser considerado responsable de los tuits.

En última instancia, este caso trata de si las normas que se aplican a todos los demás también deberían aplicarse a Elon Musk", dijo el abogado de los accionistas, Nicholas Porritt, durante los alegatos finales.

Un economista contratado por los accionistas calculó las pérdidas de los inversores en 12.000 millones de dólares.

Durante las tres semanas que duró el juicio, Musk pasó casi nueve horas en el estrado, diciendo a los miembros del jurado que creía que los tuits eran veraces. Dijo que había conseguido la financiación necesaria, incluido un compromiso verbal del fondo deuda soberana de Arabia Saudí, el Fondo de Inversión Pública. El fondo se retractó más tarde de su compromiso, señaló Musk.

El abogado de Musk, Alex Spiro, dijo que el tuit de Musk "financiación asegurada" era "técnicamente inexacto", pero que a los inversores sólo les importaba que Musk estuviera considerando una compra.

Todo el caso está construido sobre una mala elección de palabras", dijo. "¿A quién le importa la mala elección de palabras?"

"El hecho de que sea un mal tuit no lo convierte en fraude", dijo Spiro durante los argumentos finales.

Te puede interesar: Ebrard confirma el interés de Tesla para invertir en México

En esta nota