No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

El misterio de la paella acusada de tener mariguana que intoxicó a 10 personas

Ellos han asegurado que la droga estaba en la paella, la cual dijeron “estaba buenísima”.

Avatar del

Por El Imparcial

Pero el misterio va más allá, y es que según análisis a la comida, a la cocina y en general, a todo el lugar, no han hallado rastro de que haya habido mariguana en el sitio.(Pixabay)

Pero el misterio va más allá, y es que según análisis a la comida, a la cocina y en general, a todo el lugar, no han hallado rastro de que haya habido mariguana en el sitio. | Pixabay

MADRID, España.-Hay un verdadero misterio en España luego de que 10 personas fueron intoxicadas con cannabis, según ellos acusan, luego de comer paella, revela el diario El País.

Zakaria Mohamed Dris, director de la autoescuela que lleva su nombre en Arrecife (Lanzarote), llevó a sus alumnos a comer a la cervecería Heineken y luego se comenzaron a sentir mal.

Dijeron que sufrieron mareos, agitación y taquicardias, por lo que fueron trasladados al Hospital Doctor José Molina Orosa donde les confirmaron consumo de mariguana.

Ellos han asegurado que la droga estaba en la paella, la cual dijeron “estaba buenísima”.

Ya interpusieron denuncias ante la Policía Nacional, que se encuentra investigando lo sucedido.

Pero el misterio va más allá, y es que según análisis a la comida, a la cocina y en general, a todo el lugar, no han hallado rastro de que haya habido mariguana en el sitio.

El dueño del lugar, quien no quiso dar su nombre, dijo que todos están cooperando con las autoridades y que el cocinero está muy mal por esta situación.

Todas las cámaras que estaban en el comercio no grabaron nada extraño dentro de la cocina, sin embargo, hubo algo que sí les llamó la atención a los dueños del restaurante.

Y es que los aparatos grabaron mucho movimiento entre los comensales que resultaron afectados.

 Se levantaban y luego se sentaban… se quedaba una parte de ellos sentados, se levantaba otra parte… así ininterrumpidamente.

“¿Quién me dice que no fue alguno de los comensales para hacer una gracia y se le fue de las manos? ¿O qué hicieron antes de entrar al local? ¿Y después?”, dijo el dueño de Heineken.

Está decidido a llegar hasta el final para pedir responsabilidades “a quien sea”, asegura. “Que salga a la luz” la verdad de lo ocurrido con la misteriosa paella. Todas las hipótesis están abiertas.

En esta nota

Comentarios