Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Francia

Disturbios en Francia: Atacan casa de alcalde con auto en llamas durante manifestaciones por el asesinato de un joven árabe de 17 años a manos de un policía (VIDEOS)

Durante la quinta noche de protestas en Francia, jóvenes protestantes atacaron la casa de un alcalde con un auto en llamas, luego iniciar los disturbios en respuesta al asesinato de Nahel, un joven árabe de 17 años, que recibió un disparo mortal a manos de un policía.

FRANCIA.- Jóvenes manifestantes se enfrentaron con la policía el sábado por la noche y la madrugada del domingo, y atacaron la casa de un alcalde con un automóvil en llamas mientras Francia enfrentaba una quinta noche de disturbios provocados por el asesinato de un adolescente a manos de un oficial de policía; sin embargo, la violencia general pareció disminuir en comparación con las noches anteriores.

La policía había realizado 719 arrestos en todo el país hasta la madrugada del domingo, luego de un despliegue masivo de seguridad destinado a sofocar la más grande agitación social de Francia en años, de acuerdo a la información publicada por AP.

La crisis de rápida propagación está planteando un nuevo desafío al liderazgo del presidente Emmanuel Macron y exponiendo el descontento profundamente arraigado en los vecindarios de bajos ingresos por la discriminación y la falta de oportunidades.

El joven de 17 años, cuya muerte el martes generó la ira de los franceses, identificado por su primer nombre Nahel, fue enterrado el sábado en una ceremonia musulmana en su ciudad natal de Nanterre, un suburbio de París donde la emoción por su pérdida sigue siendo viva.

Barrera policial en protesta

Al caer la noche sobre la capital francesa, una pequeña multitud se reunió en los Campos Elíseos para protestar por la muerte de Nahel y la violencia policial, pero se encontró con cientos de oficiales con porras y escudos que custodiaban la icónica avenida y sus boutiques Cartier y Dior.

En un barrio menos elegante del norte de París, los manifestantes lanzaron ráfagas de petardos y prendieron fuego a barricadas mientras la policía respondía con gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento.

Un automóvil en llamas golpeó la casa del alcalde del suburbio parisino de l'Hay-les-Roses durante la noche.

Varias escuelas, estaciones de policía, ayuntamientos y tiendas han sido blanco de incendios y vandalismo en los últimos días, pero un ataque personal contra la casa de un alcalde es "inusual".

Arrestos en masa

Las escaramuzas estallaron en la ciudad mediterránea de Marsella, pero parecían menos intensas que la noche anterior, según el Ministerio del Interior. Un contingente policial reforzado arrestó a 55 personas allí.

Los arrestos en todo el país fueron algo más bajos que la noche anterior, lo que el ministro del Interior, Gerald Darmanin, atribuyó a "la acción resuelta de las fuerzas de seguridad".

Unas 2 mil 800 personas han sido detenidas en total desde la muerte de Nahel el martes.

Honran a Nahel

En un cementerio en la cima de una colina en Nanterre, cientos de personas se pararon a lo largo de la carretera el sábado para rendir homenaje a Nahel mientras los dolientes llevaban su ataúd blanco desde una mezquita hasta el lugar del entierro.

Su madre, vestida de blanco, entró al cementerio en medio de aplausos y se dirigió hacia la tumba.

Muchos de los hombres eran jóvenes, árabes o negros, que acudieron a llorar a un chico que podría haber sido ellos.

Esta semana, la madre de Nahel dijo a la televisión France 5 que estaba enojada con el oficial que disparó a su hijo en una parada de tráfico, pero no con la policía en general.

El video del asesinato mostró a dos oficiales en la ventana del automóvil, uno con su arma apuntando al conductor. Cuando el adolescente se adelantó, el oficial disparó una vez a través del parabrisas.

El oficial acusado de matar a Nahel recibió un cargo preliminar de homicidio voluntario.

Asesinados por la policía

Trece personas que no cumplieron con las paradas de tráfico fueron asesinadas a tiros por la policía francesa el año pasado, y tres este año, lo que provocó demandas de más responsabilidad.

Francia también vio protestas contra la violencia policial y la injusticia racial después del asesinato de George Floyd por la policía en Minnesota.

La reacción al asesinato fue un potente recordatorio de la pobreza persistente, la discriminación y las limitadas perspectivas de empleo en los vecindarios de Francia, donde muchos residentes tienen sus raíces en las antiguas colonias francesas, como donde creció Nahel.

La historia de Nahel es el encendedor que encendió el gas. Jóvenes desesperados lo estaban esperando. Carecemos de vivienda y empleo, y cuando tenemos (empleos), nuestros salarios son demasiado bajos", dijo Samba Seck, un trabajador del transporte de 39 años en el suburbio parisino de Clichy-sous-Bois.

Con información de AP.

En esta nota