No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Boris Johnson: un segundo confinamiento sería "desastroso" para la economía

Johnson aseguró a los diputados que el Ejecutivo conservador será "creativo" al impulsar nuevas medidas de apoyo, "pero dentro de unos límites", pues, dijo, excederse en ese sentido podría ser ruinoso.

Avatar del

Por EFE

Johnson aseguró a los diputados que el Ejecutivo conservador será "creativo" al impulsar nuevas medidas de apoyo, "pero dentro de unos límites", pues, dijo, excederse en ese sentido podría ser ruinoso.(EFE)

Johnson aseguró a los diputados que el Ejecutivo conservador será "creativo" al impulsar nuevas medidas de apoyo, "pero dentro de unos límites", pues, dijo, excederse en ese sentido podría ser ruinoso. | EFE

LONDRES.- El primer ministro británico, Boris Johnson, reconoció este miércoles que un segundo confinamiento de todo el Reino Unido, como el que tuvo lugar entre marzo y mayo, tendría consecuencias "desastrosas" para la economía y las finanzas del país.

En una comparecencia ante la comisión de enlace de la Cámara de los Comunes, integrada por los presidentes de los diversos comités, Johnson afirmó que su Gobierno está centrado en hacer "que la gente pueda volver al trabajo", por lo que descartó alargar las medidas de retención de empleo(conocidas en España como ERTE) introducidas al inicio del encierro.

La oposición política y los sindicatos han alertado de que puede haber un "aluvión de despidos" cuando a final de octubre termine el programa implementado en marzo, por el que el Estado paga parte del salario de los trabajadores de empresas afectadas por las restricciones debidas a la pandemia.

Johnson aseguró a los diputados que el Ejecutivo conservador será "creativo" al impulsar nuevas medidas de apoyo, "pero dentro de unos límites", pues, dijo, excederse en ese sentido podría ser ruinoso.

El Gobierno trata de combinar las restricciones para evitar la propagación del nuevo coronavirus con la reapertura gradual de la economía, después de que el país registrara antes del verano su primera recesión desde la crisis crediticia de 2008.

El Producto Interior Bruto (PIB) británico aumentó un 6,6 % en julio frente al mes anterior -algo menos de lo previsto por los analistas-, si bien aún está un 11,7 % por debajo del nivel de febrero.

La economía nacional se contrajo un 2,2 % en el primer trimestre y un 20,4 % de abril a junio, cuando el país entró técnicamente en recesión.

En esta nota

Comentarios