No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Alrededor de 6 mil estudiantes extranjeros en París al borde de la pobreza por pandemia

La pandemia por Covid-19 ha dejado a miles de estudiantes extranjeros en Francia al borde de la pobreza; muchos sobreviven  gracias a los bancos de alimentos.

Avatar del

Por El Imparcial

Estudiantes extranjeros en París al borde de la pobreza por pandemia(Captura de pantalla video DW)

Estudiantes extranjeros en París al borde de la pobreza por pandemia | Captura de pantalla video DW

PARÍS, Francia.- La pandemia del coronavirus ha dejado a miles de estudiantes extranjeros en Francia al borde de la pobreza,  confinados en sus pequeñas habitaciones y sin poder trabajar, la mayoria sobrevive gracias a los bancos de alimentos.

El gasto de renta de una pequeña habitación de 17 metros cuadrados en el campus universitario internacional de París es de 577 euros mensuales (690 dólares), son alrededor de 6.000 estudiantes provenientes de todo el mundo, quienes se quedan a vivir en el campus.

Para comer dependen de la solidaridad de sus compañeros recidentes y de la ayuda de bancos de alimentos que, frente a un aumento de la demanda, comenzaron a distribuir víveres cada semana directamente en este campus, algo nunca antes visto.

Morgane Saby, responsable de una asociación parisina del Socorro Popular francés, considera que las peticiones de ayuda social por parte de estudiantes universitarios "se han multiplicado casi por tres desde septiembre".

La mayoría vienen de África Subsahariana y el Magreb, pero también tenemos unos cuantos sudamericanos, dice a la AFP.

La situación es particularmente difícil para los estudiantes extranjeros porque muchos se quedaron sin trabajo y han dejado de recibir ayuda de sus familias, también afectadas por la crisis del covid, coincide Laurence Marion, delegada general del campus universitario internacional de París. 

 Las instituciones de ayuda alertaron desde hace meses sobre un considerado aumento del número de solicitudes de ayuda para estudiantes, sobre todo extranjeros, muchos de los cuales se quedaron sin empleo debido a las medidas de confinamiento.

Manuella, una brasileña de 35 años que cursa un doctorado en Filosofía en París, sobrevive gracias a sus ahorros. Perdió su trabajo de bailarina, que era su principal fuente de ingresos, con el cierre de los restaurantes y bares.

Nosotros, los estudiantes extranjeros, somos los grandes olvidados de esta crisis, dice indignada esta elegante mujer de largos rizos rojizos, que se queja de la falta de ayuda del gobierno de Francia pero también del de Brasil.

La única ayuda que recibo es la de los 'Restos du coeur', suspira, en referencia a la distribución de alimentos que organiza esta asociación francesa cada miércoles en su campus universitario, dijo a AFP.

Con información de DW e Infobae

En esta nota

Comentarios