No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mundo

Al intentar tomarse una fotografía en un acantilado en España, dos turistas británicos caen abrazados al precipicio y pierden la vida

Se trata de Jayden Dolman, de 20 años y Daniel Mee, de 25, quienes tres días antes del suceso habían llegado a la localidad de Alicante, en compañía de su amigo Lewis Higgins.

Avatar del

Por El Imparcial

Según un informe, los jóvenes caminaban por un paseo marítimo en estado de embriaguez haciendo fotografías y participando en actividades peligrosas.(@English14755403)

Según un informe, los jóvenes caminaban por un paseo marítimo en estado de embriaguez haciendo fotografías y participando en actividades peligrosas. | @English14755403

ESPAÑA.- Tras intentar tomarse una fotografía posando en un acantilado situado en Punta Prima, España, dos turistas británicos cayeron desde una altura de nueve metros y perdieron la vida, informó el pasado miércoles el periódico Daily Mail.

Los hoy occisos fueron identificados como Jayden Dolman, de 20 años y Daniel Mee, de 25, quienes tres días antes del suceso habían llegado a la localidad de Alicante, en compañía de su amigo Lewis Higgins, quien les tomaría la foto antes de caer al precipicio.

Se explicó que la tragedia que conmovió a la comunidad británica ocurrió en julio pasado, cuando los jóvenes volaron a España para vacacionar con un grupo de amigos, pero el día en que fallecieron habían llegado solamente los tres antes mencionados.

Supuestamente los turistas llevaban tres días divirtiéndose e ingiriendo bebidas embriagantes; incluso, se dice que ese día estuvieron bebiendo e ingiriendo drogas todo el día y decidieron ir al acantilado mientras sus demás amigos arribaban al sitio turístico.

En algún momento, Dolman y Mee perdieron el equilibrio y se precipitaron por sobre de la barandilla, cayendo por el acantilado de nueve metros, falleciendo Mee en el lugar ya que sufrió serios golpes en la cabeza.

Dolman fue trasladado hasta un hospital en una ambulancia aérea, pero murió minutos más tarde, mientras que Higgins, que estaba tomando las fotos, necesitó tratamiento hospitalario por la crisis nerviosa que sufrió al ver morir a sus amigos, de quienes se dice cayeron abrazados.

Autoridades mencionaron que justo antes de que ocurriera la tragedia, un oficial de la Policía local había advertido al trío que tuvieran cuidado, al ver que estaban inclinados sobre el acantilado y tomaban fotografías de una manera peligrosa.

Según un informe de los investigadores españoles los jóvenes caminaban por un paseo marítimo en estado de embriaguez haciendo fotografías y participando en actividades peligrosas, posando junto al borde de los acantilados para fotografiarse.

En esta nota
  • Accidente turistas
  • Caída de acantilado
  • España

Comentarios