Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Guerra Israel-Gaza

Tras 2 semanas, tropas de Israel se retiran del Hospital más grande de Gaza

El pasado domingo, decenas de miles de personas protestaron contra el primer ministro Benjamin Netanyahu para exigirle mayores esfuerzos por traer de vuelta a los rehenes de Gaza.

Palestinos cargan a una persona herida en Gaza. | Crédito: AP

FRANJA DE GAZA.- Este lunes por la mañana, el ejército de Israel se retiró del hospital más grande de Gaza después de una incursión de dos semanas, en la que dijo que mató a unos 200 militantes y detuvo a cientos más. Residentes palestinos dijeron que las tropas dejaron atrás varios cuerpos y una vasta extensión de destrucción.

El ejército ha descrito la incursión en el Hospital Shifa como una importante victoria en el campo de batalla en la guerra de casi seis meses.

No obstante, llegó en un momento de creciente frustración en Israel, con decenas de miles de personas protestando contra el primer ministro Benjamin Netanyahu el domingo y exigiendo que haga más para traer de vuelta a decenas de rehenes retenidos en Gaza. Fue la mayor manifestación antigubernamental desde el inicio de la guerra.

El domingo, miles de israelíes realizaron una gran marcha para exigirle a Netanyahu la liberación de rehenes en manos de Hamás. | Crédito: AP
El domingo, miles de israelíes realizaron una gran marcha para exigirle a Netanyahu la liberación de rehenes en manos de Hamás. | Crédito: AP

Los combates mostraron que Hamás todavía puede ofrecer resistencia incluso en una de las áreas más afectadas.

Israel dijo que había desmantelado en gran medida a Hamás en el Norte de Gaza y retiró a miles de tropas a finales del año pasado, dejando un vacío de seguridad que ha dificultado la entrega de ayuda humanitaria sumamente necesaria en estos momentos.

Asimismo, un segundo envío de ayuda alimentaria llegó por vía marítima este lunes en la última prueba de una nueva ruta marítima desde la isla mediterránea de Chipre. Uno de los tres barcos se podía ver frente a la costa, y el ministro de Relaciones Exteriores de Chipre, Constantinos Kombos, dijo que habían recibido permiso para desembarcar. El mecanismo preciso de entrega aún no estaba claro.

El ejército dijo que entre los muertos en Shifa había altos funcionarios de Hamás y otros militantes que se habían reagrupado allí después de una incursión anterior en noviembre, y que había incautado armas e inteligencia valiosa.

La agencia de salud de la ONU dijo que más de 20 pacientes murieron y decenas estuvieron en riesgo durante la incursión, que trajo aún más destrucción a un hospital que ya había dejado de funcionar en gran medida.

Bassel al-Hilou dijo que los cuerpos de siete de sus familiares fueron encontrados entre los escombros que rodeaban el hospital. El testigo explicó que habían buscado refugio en la casa de un vecino después de que la suya fuera bombardeada, pero luego otro ataque golpeó la casa donde se alojaban.

Hubo una masacre en la casa de mi tío”, dijo a The Associated Press. “La situación era indescriptible”.

Todavía no se sabe cuántos civiles palestinos murieron durante la incursión. El ejército negó que sus fuerzas hayan dañado a civiles dentro del recinto.

Israel acusa a Hamás de usar hospitales a su beneficio

Israel ha acusado a Hamás de utilizar hospitales con fines militares y ha allanado varias instalaciones médicas. Los funcionarios de salud en Gaza niegan esas acusaciones.

Los críticos acusan al ejército de poner en peligro de forma imprudente a civiles y de diezmar un sector de la salud que ya estaba abrumado por los heridos de guerra. Los palestinos dicen que las tropas israelíes obligaron a cientos de personas que vivían cerca de Shifa a evacuar hacia el sur.

El contraalmirante Daniel Hagari, el principal portavoz militar, dijo que Hamás y el grupo más pequeño Jihad Islámica habían establecido su sede principal en el Norte, dentro del hospital. Describió días de combates en espacios cerrados y culpó a Hamás por la destrucción, diciendo que algunos combatientes se habían atrincherado dentro de las salas del hospital mientras que otros lanzaban rondas de mortero al recinto.

Hagari dijo que las tropas habían arrestado a unos 900 presuntos militantes durante la incursión, incluidos más de 500 combatientes de Hamás y Jihad Islámica, y habían incautado más de $3 millones en diferentes monedas, así como armas.

Dijo que el ejército evacuó a más de 200 de los aproximadamente 300 a 350 pacientes estimados y entregó alimentos, agua y suministros médicos al resto. Dos soldados israelíes murieron en la incursión junto con unos 200 militantes, dijo el ejército.

Mohammed Mahdi, quien fue uno de los cientos de palestinos que regresaron al área, describió una escena de “destrucción total”. Dijo que varios edificios habían sido incendiados y que había contado seis cuerpos en el área, incluidos dos en el patio del hospital. No estaba claro de inmediato si los cuerpos alrededor del hospital eran los restos de personas asesinadas en la incursión o aquellos que habían muerto antes en la guerra.

Otro residente, Yahia Abu Auf, dijo que los bulldozers del ejército habían arrasado un cementerio improvisado en el patio de Shifa.

Imágenes de video que circulan en línea mostraron edificios muy dañados y carbonizados, montículos de tierra que habían sido removidos por los bulldozers y pacientes en camillas en pasillos oscurecidos.

Benjamin Netanyahu ha prometido mantener la ofensiva hasta que Hamás sea destruido y todos los rehenes sean liberados. Dice que Israel pronto ampliará las operaciones terrestres a la ciudad sureña de Rafah, donde más de 1.4 millones de personas, más de la mitad de la población de Gaza, han buscado refugio.

También te puede interesar: “Mi decisión de no enviar delegación a Washington fue un mensaje a Hamás”: Netanyahu

En esta nota