Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Biología

Descubren biodiversidad submarina sin precedentes en Nueva Zelanda

Decenas de nuevas especies marinas en las profundidades

Descubrimiento de cien nuevas especies en las profundidades de Nueva Zelanda

NUEVA ZELANDA.- En una emocionante expedición submarina realizada durante tres semanas en febrero, un equipo internacional de investigadores ha anunciado el descubrimiento de aproximadamente cien nuevas especies en las profundidades del océano que rodea Nueva Zelanda. Estas especies, que incluyen desde peces hasta corales, fueron halladas en la fosa submarina Bounty, ubicada frente a la costa este de la Isla Sur del país oceánico.

El equipo conformado por científicos de diversos campos recolectó alrededor de 1,800 especies a lo largo de 800 kilómetros, destacando la diversidad y la riqueza del ecosistema marino en esta área, informa el Instituto Nacional de Investigación del Agua y la Atmósfera de Nueva Zelanda (NIWA, por sus siglas en inglés).

Entre las nuevas especies identificadas se encuentran tres peces, decenas de moluscos, un camarón y un cefalópodo, así como una misteriosa especie de coral u organismo desconocido que ha captado particularmente la atención de los investigadores.

Importancia del hallazgo

La identificación de estas nuevas especies es un hito para la ciencia marina. Según Sadie Mills, co-directora de la expedición Ocean Census, estos hallazgos ofrecen una imagen más clara de la biodiversidad única del planeta y resaltan la importancia de explorar y comprender los ecosistemas marinos, especialmente en áreas poco exploradas como la fosa submarina Bounty.

Finalizada la expedición, los científicos están ahora inmersos en la ardua tarea de clasificar las muestras recolectadas y confirmar la taxonomía de las nuevas especies descubiertas. Se espera que, una vez finalizado este proceso, el número total de nuevas especies identificadas supere las cien.

Colaboración internacional

La expedición en la fosa submarina Bounty es solo una de las muchas iniciativas de Ocean Census, un proyecto impulsado por una alianza científica global con el objetivo de acelerar el descubrimiento y la protección de la vida marina. Esta iniciativa ha contado con la colaboración de diversos países, incluyendo Nueva Zelanda, Australia y el Reino Unido, así como con el apoyo de instituciones como el Museo Nacional Te Papa Tongarewa de Nueva Zelanda.

Perspectivas futuras

Entusiasmados con los hallazgos realizados durante esta expedición, los expertos en el tema esperan que estos estos descubrimientos contribuyan a ampliar nuestra comprensión de los ecosistemas marinos y a promover medidas de conservación más efectivas.

Proyectos como Ocean Census desempeñan un papel crucial en la identificación y protección de la flora y fauna marina, subrayando la necesidad de intensificar los esfuerzos de continuar explorando y ayudando a garantizar la preservación de estos ecosistemas únicos para las generaciones futuras.

Te puede interesar: La tierra que vio nacer a Gabriel García Márquez espera con ansias su último libro

En esta nota