Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Hamás

Conflicto en Gaza sigue: Primer ministro israelí tacha peticiones de Hamás como “delirantes y poco realistas”

Netanyahu, al abordar la situación, destacó la naturaleza desafiante de las demandas de Hamas, calificándolas de irrazonables.

ISRAEL.- El conflicto entre Israel y Palestina continúa su desarrollo, y con la reciente declaración del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu la guerra parece no tener final pronto, pues el político tachó de “delirantes y poco realistas” las peticiones presentadas por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas).

Desde el 7 de octubre, fecha en que la milicia palestina capturó a varios rehenes, las negociaciones se han estado viendo obstaculizadas con constancia.

Netanyahu, al abordar la situación, destacó la naturaleza desafiante de las demandas de Hamas, calificándolas de irrazonables. Su afirmación de que la milicia palestina es consciente de la falta de realismo en sus peticiones sugiere un estancamiento en las conversaciones.

Sin embargo, a pesar de este panorama desalentador, el líder israelí expresó que el país mantiene la esperanza de lograr un acuerdo, aunque no puede ofrecer garantías en este momento.

El conflicto no se limita solo a la situación de los rehenes. Israel ha enfrentado ataques tanto desde Gaza, donde Hamas opera, como desde la frontera norte con Líbano, donde Hezbolá, solidario con Hamas, ha lanzado ataques contra territorio israelí.

La evacuación de residentes en el sur de Israel tras los ataques de Hamas ha sido un aspecto clave, y Netanyahu ha destacado su satisfacción por el inicio de la reubicación de estos ciudadanos en sus hogares. Además, se ha comprometido a trabajar en la seguridad de la frontera norte con Líbano, ya que Hezbolá ha intensificado su apoyo a Hamas.

Éxodo como ¿medida de seguridad?

La estrategia de Israel para abordar estos desafíos se centra en la seguridad, ya sea a través de negociaciones diplomáticas o mediante la fuerza militar. La evacuación de poblaciones y el despliegue de medidas de seguridad buscan proteger a los ciudadanos israelíes en medio de la escalada de tensiones en las fronteras.

El conflicto, que tuvo su origen a principios de octubre con ataques de Hamas, ha dejado un saldo amplio de pérdidas humanas y heridos en ambos lados. Más de mil palestinos han perdido la vida, y la cifra de heridos supera los 70 mil, según datos del Ejército de Israel. Este nivel de violencia ha generado una urgente necesidad de encontrar soluciones y, aunque en noviembre se logró una breve tregua y el intercambio de rehenes, las negociaciones generales han avanzado lentamente.

A pesar de las dificultades, las autoridades israelíes afirman buscar garantizar la seguridad de sus ciudadanos mediante enfoques diplomáticos y militares. La resolución de este conflicto sigue siendo un objetivo esquivo, pero la comunidad internacional aún se encuentra sin un rumbo fijo en cuanto a la toma de desiciones

En esta nota