Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Guerra Rusia Ucrania

Misiles ucranianos alcanzan la ciudad de Belgorod, Rusia, causando la muerte de 5 personas y lesionan a otras 18

Estos incidentes han socavado los intentos del presidente, Vladímir Putin, de tranquilizar a la población afirmando que la vida en el país sigue con normalidad.

En esta imagen, distribuida por el gobernador de la región de Járkiv, Oleh Sunyiehubov, los bomberos examinan el lugar donde un misil ruso alcanzó un edificio de apartamentos en la región de Járkiv, Ucrania, el 15 de febrero de 2024. (Oficina del gobernador de Járkiv, Oleh Sunyiehubov vía AP)

KIEV, Ucrania.- Un ataque con misiles provocó la muerte de cinco personas, incluido un menor, y dejó 18 heridos en la ciudad rusa de Belgorod, cerca de la frontera con Ucrania, el jueves, según informó un funcionario ruso. Este incidente marca el último intercambio de misiles y proyectiles de largo alcance en la guerra que han estado librando los dos países durante casi dos años.

Horas antes del ataque en Belgorod, Rusia lanzó dos docenas de misiles balísticos y de crucero sobre Ucrania, alcanzando múltiples regiones. Este lanzamiento ocurrió después de que, a medianoche, un ataque cobrara la vida de cuatro personas en un edificio de apartamentos en el noreste del país, según las autoridades.

El gobernador de la región, Vyacheslav Gladkov, explicó en Telegram que cinco de los 18 heridos en Belgorod, una ciudad con alrededor de 340 mil habitantes, eran niños. Según la agencia de noticias rusa Tass, 15 de los heridos estaban hospitalizados.

Un centro comercial y un recinto escolar fueron alcanzados en el ataque a la ciudad, apuntó Roman Starovoit, gobernador de la vecina región rusa de Kursk. “Hay muchas víctimas: muertos y heridos”, dijo en Telegram.

Los sistemas de defensa antiaérea destruyeron 14 proyectiles sobre la región de Belgorod, explicó el Ministerio de Defensa de Rusia, añadiendo que las fuerzas ucranianas los dispararon desde un lanzacohetes múltiple RM-70 Vampire en torno al mediodía.

La ciudad de Belgorod, que está a unos 40 kilómetros (25 millas) al norte de la frontera ucraniana, ha sido un objetivo habitual de las operaciones ucranianas, lo que mantiene a la población en vilo. Docenas de personas murieron o resultaron heridos en el ataque registrado durante el fin de semana de Año Nuevo en Rusia.

Estos incidentes han socavado los intentos del presidente, Vladímir Putin, de tranquilizar a la población afirmando que la vida en el país sigue con normalidad.

En Ucrania, cinco personas fallecieron y 10 más resultaron heridas en un operativo nocturno sobre la localidad de Velykyi Burluk, en la región fronteriza de Járkiv, explicó su gobernador, Oleh Syniehubov.

Horas más tarde, se lanzaron misiles contra la capital, Kiev; la región sureña de Zaporiyia y Leópolis, en el oeste del país, entre otros lugares. La Fuerza Aérea ucraniana dijo que interceptó 13 de los 26 misiles disparados sobre todo el país.

Los bombardeos de largo alcance de Rusia se han convertido en una táctica recurrente a medida que el conflicto, que está a punto de llegar a su segundo aniversario, ha derivado en una guerra de trincheras y artillera, que causa destrucción pero no altera el frente de mil 500 kms (930 millas).

La ofensiva rusa del jueves destacó por su dispersión geográfica y por la variedad de misiles desplegados por las fuerzas del Kremlin.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, afirma que una de sus prioridades es mejorar los sistemas de defensa antiaérea. Viajará a Francia el viernes para firmar un acuerdo bilateral de seguridad como parte de sus esfuerzos para garantizar la continuidad del respaldo militar de Occidente.

La oficina del mandatario anunció además que el viernes visitará también Berlín, donde se reunirá con el canciller de Alemania, Olaf Scholz.

Además, el sábado intervendrá en la Conferencia de Seguridad de Múnich, donde mantendrá reuniones bilaterales con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, y con otros mandatarios europeos y líderes empresariales.

Entre el armamento empleado el jueves por Rusia había misiles balísticos Iskander, misiles de crucero Kalibr, misiles guiados de aviación y misiles antiaéreos S-300 adaptados.

Más ataques de Ucrania en territorio ruso

Ucrania también ha atacado objetivos en territorio ruso más allá de la línea del frente. Un dron ucraniano provocó un incendio en un depósito de petróleo en la región rusa de Kursk, dijo su gobernador, Roman Starovoit, el jueves. El incidente no causó heridos, añadió.

La ofensiva rusa se produjo un día después de que el ejército ucraniano indiccó que utilizó drones marítimos de última tecnología para hundir un buque de la Armada rusa en el Mar Negro, en lo que sería un importante éxito para Kiev a 10 días del 24 de febrero, cuando se cumplen dos años del inicio de la invasión.

El operativo ruso del jueves en la mañana dejó cuatro heridos en la provincia ucraniana de Zaporiyia, donde alcanzó infraestructura pública, de acuerdo con las autoridades. En Kiev también se escucharon explosiones.

En Leópolis, dos escuelas, un jardín de infantes y 18 edificios residenciales sufrieron daños y tres personas resultaron heridas, dijo el alcalde, Andrii Sadovyi.

En esta nota