Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Guerra Israel-Gaza

Rafá es el actual objetivo a destruir de Israel en Gaza

Los ataques alcanzaron dos edificios residenciales en Rafah y otros dos lugares en el centro de la Franja, incluyendo un jardín de infantes convertido en albergue para palestinos desplazados.

En las primeras horas del viernes, Israel llevó a cabo ataques aéreos en la densamente poblada Rafah, horas después de las advertencias de funcionarios estadounidenses y agencias de ayuda contra la expansión de las operaciones terrestres en esa ciudad del sur de Gaza. Más de la mitad de los 2.3 millones de habitantes del enclave se han refugiado en Rafah.

Los ataques alcanzaron dos edificios residenciales en Rafah y otros dos lugares en el centro de la Franja, incluyendo un jardín de infantes convertido en albergue para palestinos desplazados. La cifra de muertos ascendió a 22, según reporteros de The Associated Press.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, criticó duramente la conducta israelí en la guerra, calificándola de “desmedida”. Esta crítica refleja la creciente preocupación por el aumento de víctimas civiles en Gaza, donde el Ministerio de Salud, gestionado por Hamás, reportó que la cifra total de palestinos muertos se acercaba a los 28 mil.

Las declaraciones de Biden evidenciaron la fricción entre la Casa Blanca y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. Funcionarios estadounidenses, incluyendo al portavoz del Departamento de Estado, Vedant Patel, expresaron su oposición a una posible ofensiva terrestre israelí en Rafah, calificándola de “desastre” en una zona donde se refugia un millón de personas.

Comunidad internacional en el conflicto

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, presionó por un alto el fuego durante su visita a Israel, mientras los responsables de agencias de ayuda advirtieron sobre el impacto devastador de una campaña israelí en Rafah. Catherine Russell, directora de UNICEF, enfatizó la necesidad de mantener en funcionamiento hospitales, refugios y sistemas de abastecimiento de agua en Gaza para prevenir un aumento en la hambruna y las enfermedades.

Israel, en su quinto mes de guerra, ha centrado sus fuerzas terrestres en Jan Yunis, al norte de Rafah. Sin embargo, Netanyahu ha indicado que Rafah será el próximo objetivo, generando pánico entre los desplazados. Las declaraciones también preocuparon a Egipto, que advirtió que cualquier ofensiva en Rafah socavaría el tratado de paz firmado hace 40 años.

Los ataques aéreos nocturnos en Rafah y otras zonas dejaron un rastro de muerte y destrucción, afectando a la población civil. Con la guerra causando estragos, Biden sigue trabajando para lograr un alto el fuego entre Israel y Hamás, vinculado a la liberación de rehenes capturados en octubre. Sin embargo, las demandas de Hamás, incluida la liberación de presos palestinos, han sido rechazadas por Netanyahu. Las negociaciones podrían continuar a través de mediadores como Egipto y Qatar, según el secretario de Estado estadounidense.

En esta nota