Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Guerra Rusia Ucrania

“Río de fuego”: Ataque ruso le cuesta la vida a 7 ucranianos en la ciudad de Járcov

El fuego se propagó rápidamente, obligando a la evacuación de al menos cincuenta personas que residían en la zona afectada.

Járcov, Ucrania.- La ciudad de Járkov, ubicada en el noreste de Ucrania, fue escenario de una tragedia devastadora cuando un ataque con drones rusos provocó el incendio de una gasolinera, desencadenando un “río de fuego” que consumió al menos una quincena de viviendas y dejó un saldo trágico de siete víctimas mortales, entre ellas tres niños, de siete años, cuatro años y un bebé de aproximadamente seis meses.

Las autoridades locales informaron que el ataque fue perpetrado mediante drones de fabricación iraní Shahed, arrojando una carga destructiva que generó un incendio de proporciones catastróficas.

El fuego se propagó rápidamente, obligando a la evacuación de al menos cincuenta personas que residían en la zona afectada.

El gobernador de la región de Járkov, Oleg Sinegubov, confirmó el trágico saldo de siete personas fallecidas, describiendo la pérdida de una familia completa en una de las viviendas afectadas, donde los padres y sus tres hijos perdieron la vida en medio de las llamas.

En otro edificio, un hombre con movilidad reducida y su esposa también sucumbieron al fuego, quedando ambos atrapados en la vorágine de las llamas.

Sergui Bolvinov, un responsable policial de Járkov, relató con tristeza los horrores presenciados durante el ataque, destacando la cruda realidad de la situación. “Había una familia en una de las casas. Cinco personas. Dos padres y tres de sus hijos. Murieron todos, quemados vivos. En otro edificio, había un hombre que no podía caminar. Su mujer se ocupaba de él. Igualmente, fallecieron, quemados vivos”, expresó.

Víctimas del incendio

Oleksandre Lagutin, quien logró escapar del incendio, compartió su experiencia desgarradora: “Hubo un estruendo, todo empezó a arder, y en cinco minutos teníamos un río de fuego”.

Mientras tanto, Natalia, familiar de una pareja fallecida, narró cómo recibieron la impactante noticia de la tragedia a través de una llamada telefónica. “Mi suegra llamó, dijo que todo estaba ardiendo, después volvió a llamar y comenzó a gritar que las llamas se estaban propagando por la casa. Escuchamos los últimos gritos y eso es todo, no volvió a dar señales de vida”.

El responsable policial mencionó que en la gasolinera afectada se almacenaban aproximadamente 3 mil 800 toneladas de carburante, contribuyendo a la magnitud del desastre.

La comunidad local quedó conmocionada por esta tragedia, mientras las autoridades buscan esclarecer las circunstancias y responsabilidades del ataque.

En un contexto más amplio, Rusia también informó el mismo sábado sobre un presunto intento de ataque ucraniano con drones contra “buques de transporte civil” en el suroccidental Mar Negro.

Según el Ministerio de Defensa ruso, Ucrania habría intentado realizar “un ataque terrorista contra buques rusos de transporte civil utilizando drones navales semisumergibles en la zona suroccidental del mar Negro”.

Aunque Rusia afirmó haber repelido el ataque, no se pudo verificar de manera independiente la versión rusa, y Ucrania no emitió comentarios inmediatos al respecto.

Este episodio se suma a una serie de tensiones en la región, con Ucrania llevando a cabo ataques con drones y misiles contra objetivos militares rusos en el Mar Negro en los últimos meses, incluyendo el hundimiento de al menos un buque de guerra y daños a otras embarcaciones.

La situación en la zona suroccidental del Mar Negro, una vía vital para las exportaciones de granos y petróleo de ambos países, continúa siendo motivo de preocupación en medio de un panorama geopolítico tenso.

En esta nota