Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Rusia

Candidatura al único oponente en elecciónes contra Putin es negada

Boris Nadezhdin, el único precandidato que representaba una alternativa al gobierno del actual presidente ruso, fue negado para participación en elecciones del mismo país.

MOSCÚ.- La Comisión Central Electoral (CCE) de Rusia rechazó este jueves el registro de la candidatura a las elecciones presidenciales del próximo mes del político Boris Nadezhdin.

La razón declarada fue que las firmas de apoyo a su postulación excedieron el límite permitido de defectos, como erratas en nombres o direcciones, y no se presentaron según el formato establecido.

Nadezhdin, cuyo apellido significa “quien trae esperanza” en ruso, se ha destacado por su discurso en favor de la paz con Ucrania, contrastando con la versión oficial de la “operación militar especial” de Rusia en ese país.

Aunque inicialmente no se le consideraba como una figura abiertamente opositora al Kremlin, Nadezhdin ha adoptado posturas que difieren de la narrativa oficial, abogando por la reconciliación con Ucrania y criticando el conflicto como una “catástrofe”.

Su propuesta de “liberar a los presos políticos” fue interpretada como una crítica a la represión de opiniones divergentes en Rusia.

El equipo de Nadezhdin, que apelará ante la Suprema Corte, recopiló alrededor de 200 mil firmas de respaldo a su candidatura, superando el requisito mínimo.

Comisión electoral alega miles de firmas inválidas

Sin embargo, la CCE alegó que solo 95 mil 500 firmas eran válidas, rechazando las restantes por diversas razones, incluyendo la falta de fechas inscritas de puño y letra, la ausencia de notarización adecuada, discrepancias en los datos de quienes recogieron las firmas y quienes las entregaron, y otras erratas.

El vicepresidente de la Comisión, Nikolai Baluyev, mencionó incluso que “hubo once firmantes que ya han fallecido”, calificándolo como un cinismo que, según él, justificaría la anulación de toda la relación de firmas.

Este rechazo plantea dudas sobre la transparencia del proceso electoral en Rusia y destaca las tensiones en torno a la participación política y la libre expresión en el país.

Por su parte, Boris afirma que va a impugnar la desición tomada por la comisión, ante el Tribunal Supremo Ruso, pues considera que el fallo en su contra es injusto.

En esta nota