Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Rusia

¿Qué es la trama sexual rusa de Trump por la que realizó una demanda rechazada por la justicia británica?

El ex presidente estadounidense pedía ser compensado por la “angustia” provocada por la trama sexual rusa, acusando que vulnera su privacidad y protección de datos.

Donald Trump demandó que la trama sexual rusa vulneraba su privacidad y protección de datos, pero fue desestimada en tribunales de Reino Unido. | Archivo GH

LONDRES, Inglaterra.- El Tribunal Superior del Reino Unido desestimó la demanda presentada por el expresidente estadounidense Donald Trump contra una firma de inteligencia que elaboró el informe llamado la “trama sexual rusa”, durante la campaña electoral de 2016

Mediante la llamada “trama sexual rusa” se acusaba a Donald Trump, en ese entonces candidato republicano, de perversiones sexuales.

El informe de Orbis Business Intelligence Ltd, con sede en Londres, fue redactado por uno de sus fundadores, el exagente de los servicios secretos británicos (MI6) Christopher Steele, quien también sostuvo que Trump sobornó a funcionarios rusos.

¿Qué es la trama sexual rusa de Trump por la que realizó una demanda desestimada?

El polémico dosier abordaba los supuestos vínculos de Trump con el Kremlin y los ciberataques rusos durante aquella campaña electoral, al tiempo que advertía de que los servicios secretos rusos tenían material sensible que podría ser utilizado en su contra.

La demanda del expresidente ante la Justicia británica pedía una compensación por la “angustia” causada por una publicación que vulneraba, según sus abogados, las normativas sobre privacidad y protección de datos.

Durante el juicio, sus letrados aludieron a dos apartados del citado informe que sostenían que Trump había participado en “fiestas sexuales” en San Petersburgo y había practicado “lluvias doradas” con prostitutas en Moscú.

Rechazan la demanda de Trump contra trama sexual rusa

La defensa, por contra, alegó que el exmandatario republicano presentó esta demanda para “acosar” a Orbis y a Steele y ajustar cuentas con éste por “agravios” anteriores.

En su sentencia, la juez del Tribunal Superior, Karen Steyn, dictaminó este jueves que no existen “razones de peso” para admitir a trámite la demanda.

Entre otros motivos, la magistrada subrayó que el demandante ha “dejado pasar muchos años” antes de efectuar “intento alguno por defender su reputación en esta jurisdicción”, dado que ya tuvo conocimiento del dosier y los citados apartados “el 6 enero de 2017″.

En esta nota