Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Animales en peligro de extinción

Detienen a brasileña en Bogotá por tráfico de ranitas venenosas en peligro de extinción

La especie, conocida como ‘Rana Arlequín Venenosa’, tiene alta demanda en mercados internacionales.

Fotografía cedida por la Secretaría de Ambiente de una rana venenosa en peligro de extinción que buscaba ser sacada del país en unos tarros de plástico por una ciudadana brasileña, hoy en Bogotá (Colombia). EFE/ Secretaría De Ambiente

COLOMBIA.- La Policía de Bogotá arrestó a una ciudadana brasileña en el aeropuerto El Dorado por llevar consigo una maleta que contenía 130 frascos plásticos con especies de ranas venenosas en peligro de extinción, según informó el comandante operativo de la institución en la capital colombiana, Juan Carlos Arévalo, este lunes.

La mujer, de 37 años, estaba en ruta hacia Sao Paulo con una escala planificada en Panamá, donde tenía la intención de comercializar las 130 ranas de la especie ‘Oophaga Histrionica’, comúnmente conocidas como ‘Rana Arlequín Venenosa’.

A pesar de que la brasileña alegó que las ranas eran “un regalo de comunidades étnicas en Nariño”, las autoridades, al verificar la cantidad de especies y los síntomas de asfixia que presentaban, iniciaron el proceso legal por el delito de tráfico de fauna.

Esta especie, en peligro de extinción y originaria de los bosques húmedos del Pacífico, goza de una alta demanda en los mercados internacionales, donde los coleccionistas están dispuestos a pagar hasta 1.000 dólares por cada ejemplar.

Las ranas fueron trasladadas de inmediato a un centro veterinario debido a las condiciones precarias en las que se encontraban; según el comandante, “estaban a punto de morir en pocas horas”.

También podría interesarte: Cuál es la rana más venenosa del mundo

Aunque se espera que estos especímenes puedan regresar a su hábitat natural en los próximos días tras recuperarse de las complicaciones de salud sufridas tras su captura, la ciudadana extranjera fue entregada a la Fiscalía General de la Nación al no portar el salvoconducto único de movilización nacional ni el permiso de aprovechamiento de fauna silvestre, según concluyó Arévalo

En esta nota