Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo /

Así es cómo las vacaciones afectan tu felicidad

Investigadores holandeses descubren que el mayor aumento de la felicidad se produce al anticipar un viaje

Países Bajos.- Un estudio revela que la anticipación de un viaje es la clave para aumentar la felicidad, mientras que el efecto de las vacaciones se desvanece rápidamente.

Muchas personas esperan con ilusión sus vacaciones, ya sea para escapar de la rutina, conocer nuevos lugares o pasar tiempo con sus seres queridos. Pero, ¿realmente las vacaciones nos hacen más felices? Un reciente estudio realizado por investigadores de los Países Bajos se encargo de obtener una respuesta.

El estudio, publicado en la revista Applied Research in Quality of Life, analizó los niveles de felicidad de 1.530 adultos holandeses, de los cuales 974 tomaron vacaciones durante un período de 32 semanas. Los resultados mostraron que el mayor aumento de la felicidad se produjo al planificar las vacaciones, y que este efecto duró hasta ocho semanas antes del viaje.

Sin embargo, una vez que las personas volvieron de sus vacaciones, la felicidad volvió a los niveles iniciales para la mayoría de ellas. Solo los viajeros que se sintieron “muy relajados” durante sus vacaciones experimentaron un aumento de felicidad después del viaje, pero este solo duró dos semanas.

“Las vacaciones hacen feliz a la gente”, afirmó Nawijn. “Pero descubrimos que las personas que anticipan viajes de vacaciones muestran signos de mayor felicidad y después apenas se nota ningún efecto”.

El autor principal del estudio, Jeroen Nawijn, profesor de investigación turística en la Universidad de Ciencias Aplicadas de Breda, en los Países Bajos, explicó que las vacaciones en sí mismas no garantizan la felicidad, y que pueden ser incluso estresantes para algunas personas.

Nawijn también señaló que el estrés de regresar al trabajo puede anular el efecto positivo de las vacaciones.

“La gente empieza a trabajar de nuevo”, dijo. “Tienen que ponerse al día. Normalmente, cuando regresan de las vacaciones, encuentran un montón de trabajo para ellos”.

El estudio no encontró ninguna relación entre la duración de las vacaciones y la felicidad general. Por el contrario, sugirió que las personas pueden obtener más beneficios de realizar varios viajes cortos al año que de unas largas vacaciones, ya que lo que más influye en la felicidad es la anticipación del viaje.

La lección práctica para un individuo es que la mayor parte de su felicidad se obtiene al anticipar el viaje de vacaciones”, dijo. “Lo que se puede hacer es intentar aumentar esa cifra realizando más viajes al año. Si tiene dos semanas de vacaciones, puede dividirlas y tener dos vacaciones de una semana. Se podría intentar aumentar el efecto de anticipación hablando más sobre el tema y tal vez discutiéndolo en línea”.

Nawijn dijo que si bien esperaba que los resultados del estudio mostraran un aumento de la felicidad antes de las vacaciones, le sorprendió que el estudio mostrara que las vacaciones relajadas no afectaban los niveles de felicidad después del viaje.

El estudio también dejó abiertas algunas preguntas sobre si otros factores, como la época del año, el tipo de viaje o las diferencias culturales, pueden influir en la felicidad postvacacional. Nawijn dijo que se necesitan más investigaciones para explorar estos aspectos.

Con información de The New York Times.