Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Alergias alimentarias

Bailarina de 25 años muere tras comer galletas mal etiquetadas

Stew Leonard’s atribuyó el incidente a la falta de información por parte de la panadería de Long Island, donde adquieren las galletas, sobre un cambio en los ingredientes de las galletas florentinas de vainilla.

Órla Baxendale sufrió un shock anafiláctico como resultado de una reacción alérgica grave cuando comió una galleta de vainilla florentina el 11 de enero.
Instagram / @orla_baxendale

Una bailarina profesional de 25 años falleció después de consumir una galleta navideña mal etiquetada con maní, adquirida en el supermercado Stew Leonard’s en Nueva York.

Órla Baxendale sufrió un shock anafiláctico el 11 de enero al ingerir una galleta florentina de vainilla.

Según la abogada Marijo Adimey, el producto, fabricado por Cookies United y vendido por Stew Leonard’s, no reveló la presencia de maní, lo que provocó la trágica reacción alérgica.

El fallecimiento de Órla se debió a un desafortunado incidente que involucró el consumo de una galleta fabricada por Cookies United y vendida por Stew Leonard’s, que contenía maní no revelado”, escribió Adimey.

La investigación sobre la muerte de Baxendale reveló una “negligencia grave y conducta imprudente” por parte del fabricante y/o vendedores.

Órla Baxendale, originaria del Reino Unido, se había trasladado a Nueva York en 2018 para recibir formación en la Escuela Ailey. Había participado en la Semana de la Moda de Nueva York y en producciones de danza en el Lincoln Center.

Stew Leonard’s atribuyó el incidente a la falta de información por parte de la panadería de Long Island, donde adquieren las galletas, sobre un cambio en los ingredientes de las galletas florentinas de vainilla.

Cookies United, por su parte, alegó haber notificado a Stew Leonard’s en julio de 2023 sobre la inclusión de maní en el producto, indicando que todos los envíos fueron etiquetados en consecuencia.

El supermercado emitió una retirada del producto y afirmó que solo se vendió en las ubicaciones de Danbury y Newington. La División de Seguridad de Productos, Normas y Alimentos (DCP) del Departamento de Protección al Consumidor de Connecticut está investigando el incidente en colaboración con autoridades de Connecticut, Nueva York y Nueva Jersey, así como la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Punita Ponda, jefa asociada de la división de alergia e inmunología de Northwell Health, subrayó la importancia de revisar las etiquetas para evitar exposiciones accidentales a alérgenos y destacó la necesidad de llevar consigo un EpiPen en situaciones de exposición a alimentos.

En esta nota