Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Viral

¡Selfie de ratón! Fotógrafo parisino crea una cabina de fotos para roedores

El fotógrafo también entrenó a dos ratas para que se fotografiaran a sí mismas, inspirado en un experimento conductista.

París, Francia.- Augustin Lignier es un fotógrafo parisino que ha llevado la reflexión sobre la fotografía moderna a un nivel completamente nuevo al construir un fotomatón (cabina de fotografía) para ratas. La inspiración detrás de esta iniciativa provino del renombrado conductista BF Skinner, quien diseñó la famosa “caja Skinner” para estudiar el aprendizaje en estos roedores.

Motivado por la pregunta fundamental sobre por qué las personas sienten la necesidad de fotografiar y compartir sus vidas en línea, Lignier construyó su propia versión de la caja Skinner. La estructura, una torre alta y transparente con una cámara adjunta, alojaba a dos ratas de una tienda de mascotas.

Cada vez que las ratas presionaban un botón dentro de la caja, recibían una pequeña dosis de azúcar y la cámara capturaba su imagen. Las fotos resultantes se mostraban en una pantalla para que las ratas las vieran. A pesar de la aparente falta de comprensión por parte de los roedores, rápidamente se convirtieron en entusiastas pulsadores de botones.

Después de la fase de entrenamiento inicial, las recompensas se volvieron más impredecibles. Aunque las ratas seguían siendo fotografiadas cada vez que presionaban el botón, los dulces solo aparecían ocasionalmente. Este enfoque de recompensas intermitentes refleja estrategias utilizadas por las empresas de medios digitales y redes sociales para mantener la atención del público.

Augustin Lignier destaca la similitud entre el comportamiento de las ratas y la relación de las personas con las redes sociales.

“Las empresas de medios digitales y sociales utilizan el mismo concepto para mantener la atención del espectador el mayor tiempo posible”, afirma Lignier.

El fotógrafo observó que, incluso frente a recompensas impredecibles, las ratas persistían, a veces ignorando el azúcar pero continuando presionando el botón. Este comportamiento se asemeja sorprendentemente al apego humano a las redes sociales, descritas como una “caja Skinner para el ser humano moderno”. Estas igualmente proporcionan gratificaciones de manera periódica e impredecible, como un like, un seguidor o la posibilidad de una relación romántica, manteniéndonos conectados constantemente a nuestros dispositivos móviles.

El proyecto de Lignier destaca la posibilidad de que la sociedad prefiera la constante interacción y estimulación, incluso a expensas de momentos de reflexión silenciosa. Mientras tanto, el fotomatón para ratas ofrece una visión única y cómica de la vida animal en la era digital.

Con información de The New York Times.

Tal vez te interese: En Rusia un gato muere luego de ser arrojado desde un tren de pasajeros


En esta nota