Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Estados Unidos

Hombre de Oklahoma es puesto en libertad después de pasar casi 50 años en prisión por un asesinato que no cometió

Esta victoria legal allana el camino para que Simmons busque hasta $175,000 en compensación del estado por la condena injusta y abre la posibilidad de una demanda federal contra la ciudad de Oklahoma y los funcionarios encargados de su arresto y condena.

ESTADOS UNIDOS.- Glynn Simmons, un hombre de 70 años de Oklahoma, fue declarado inocente por la jueza Amy Palumbo del Tribunal del Condado de Oklahoma después de pasar asombrosamente 48 años, un mes y 18 días tras las rejas por un asesinato que no cometió. Esta exoneración marca el tiempo más prolongado cumplido por una persona erróneamente condenada en la historia de los Estados Unidos, según datos del Registro Nacional de Exoneraciones.

Simmons, condenado en 1975 por un robo en una licorería y el asesinato de Carolyn Sue Rogers, mantuvo su inocencia a lo largo de su encarcelamiento. El caso dio un giro en julio cuando la jueza Palumbo, en respuesta a una solicitud de Vicki Zemp Behenna, la fiscal del condado de Oklahoma, accedió a anular la sentencia y el veredicto. Behenna había estado revisando el caso de Simmons y descubrió que pruebas cruciales no se habían revelado a sus abogados defensores.

La orden modificada, firmada por la jueza Palumbo, afirmó que el tribunal encontró "por evidencia clara y convincente" que el delito por el cual Simmons fue encarcelado "no fue cometido por el Sr. Simmons". Esta victoria legal allana el camino para que Simmons busque hasta $175,000 en compensación del estado por la condena injusta y abre la posibilidad de una demanda federal contra la ciudad de Oklahoma y los funcionarios encargados de su arresto y condena.

Simmons, diagnosticado con cáncer después de su liberación, ha estado dependiendo de donaciones a través de una plataforma de crowdfunding en línea para sus gastos de subsistencia. Su abogado, Joe Norwood, enfatizó el impacto profundo de la injusta encarcelación de Simmons, señalando que se le privó de experiencia laboral y la oportunidad de construir un futuro financiero seguro para él y su familia.

Durante una rueda de prensa después del fallo, Simmons expresó su resistencia y animó a otros a no subestimar la posibilidad de ser exonerados, afirmando:

Es una lección de resistencia y tenacidad. Que nadie te diga que no puede pasar, porque realmente puede".

A pesar de los desafíos que enfrenta Simmons, incluyendo su estado de salud, el fallo trae un destello de esperanza y justicia después de casi cinco décadas de encarcelamiento injusto.

En esta nota