Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Estados Unidos

Cámara Baja destituye a Jim Jordan como el candidato republicano lider

Después de tres votaciones internas, los republicanos tomaron la decisión de cambiar de candidato.

WASHINGTON .- Jim Jordán fue retirado este viernes de la nominación del congreso republicano, pues fracasó ante tres diferentes votaciones de cara a las votaciones internas.

El mandatario logró apenas 194 votaciones de las 215 necesarias para su postulación. En la reunión interna de los conservadores hubo votaciones incluso para aspirantes que ni siquiera estaban postulados.

El estadounidense de 59 años de edad, es el actual presidente del Comité Judicial de la Cámara Baja, sin embargo, los republicanos realizaron votaciones a puerta cerrada, para determinar si el mandatario debía seguir siendo convocado.

También te puede interesar: Rehenes liberadas por Hamás están "sanas, felices y ansiosas" por regresar a Estados Unidos

La cadena C-SPAN precisó que 112 legisladores le dieron la espalda y solo tuvo el apoyo de 86.

Jordán apeló a la salida de ese encuentro a la necesidad de respaldar a su potencial sucesor.

En la votación del pleno de la Cámara el martes, Jim consiguió solo 200 votos y un día después 199, tras el rechazo de una veintena de republicanos. En esos dos primeros días necesitaba el apoyo de 217 en total porque estuvieron presentes 432 legisladores, frente a los 429 de este viernes.

Los nuevos aspirantes tienen hasta el domingo para presentarse y el partido celebrará un foro el lunes por la tarde para evaluar esas candidaturas, antes de proceder al voto interno el martes.

Al menos cinco republicanos se han postulado ya para la nominación, mientras otros todavía se lo están pensando.

Necesitamos un tipo diferente de líder, uno que tenga un balance probado de éxito, y por eso me presento", dijo en X (antes Twitter) el legislador Kevin Hern, representante del primer distrito de Oklahoma.

Ha dado igualmente un paso al frente Austin Scott, en su caso por segunda vez, pues ya se había enfrentado a Jordan antes por la nominación y lo intentará de nuevo.

Entra en liza también Jack Bergman, representante de Míchigan, que dijo estar seguro de poder salir vencedor y alegó que se presenta por el bien del país, que en su opinión necesita a alguien que ponga su ego "de lado" para trabajar por los estadounidenses.

La lista se agranda también con el texano Pete Sessions, que señaló estar seguro de poder forjar un "camino positivo" en su eventual mandato, y con Byron Donalds, de Florida, lo que hace anticipar un fin de semana de intensas negociaciones dentro de la formación.

Aún sin reemplazo

La Cámara Baja lleva más de dos semanas sin presidente, después de que el anterior, el también republicano Kevin McCarthy, fuera destituido tras una moción en su contra presentada por el radical Matt Gaetz, de su propio partido.

En un primer momento el Partido Republicano nominó a Steve Scalise, pero este se retiró por voluntad propia al constatar que no iba a tener los apoyos suficientes. Después salió elegido Jordan, quien ha sido forzado a retirarse.

Antes de que este último quedara fuera, los ocho republicanos del ala dura que a principios de mes lograron revocar a McCarthy habían dicho estar dispuestos a ser amonestados por su rebelión a cambio de que Jordan, su aspirante favorito, saliera elegido.

En el bando demócrata aspira al puesto de presidente el líder de la minoría, Hakeem Jeffries, que en las dos primeras votaciones logró todo el apoyo de los demócratas, pero es insuficiente también para ser elegido.

La presidencia interna está en manos del conservador Patrick McHenry, designado por McCarthy, pero mientras no haya un "speaker", tal y como se conoce ese puesto en inglés, no se pueden aprobar nuevas resoluciones o proyectos de ley.

La Cámara Baja está por tanto bloqueada en un momento en que aún se deben aprobar los presupuestos para el actual año fiscal y en que el presidente estadounidense, Joe Biden, acaba de pedir al Congreso aprobar una partida de más de 100 mil millones de dólares que incluye una ayuda de 14 mil millones para Israel y un nuevo paquete para Ucrania por 61 mil cuatrocientos millones.

En esta nota