Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Amazon

Amazon dice a sus empleados que pueden irse si no quieren volver al trabajo presencial

Amazon pertenece a la larga lista de empresas tecnológicas que apostó por recortes de personal tras el boom de la pandemia.

Según un informe de esta semana por parte de Insider, Andy Jassy, el CEO de Amazon, comunicó a los empleados que buscan trabajar desde casa y optar por no regresar a la oficina tres días a la semana, que esta opción "no será viable" para ellos.

Además, mencionó que si no están de acuerdo con esta dirección, tienen la posibilidad de dejar la empresa. En mayo, Amazon implementó la orden de que los empleados regresen a la oficina al menos tres días a la semana.

No obstante, a finales de mayo miles de trabajadores firmaron una petición contra el mandato y realizaron una huelga para pedir a la empresa más flexibilidad con el trabajo remoto.

En una reunión, Jassy dijo a los trabajadores: "Ya pasó el momento de estar en desacuerdo y comprometerse", y agregó que "si no pueden comprometerse... probablemente no cuadren en Amazon porque volvemos a la oficina al menos tres días a la semana”, según una grabación obtenida por Insider.

De acuerdo con el medio, Jassy dijo que su decisión de que los empleados regresaran a la oficina fue una "llamada de criterio" y que los empleados pueden irse si no quieren cumplir.

No está bien que todos nuestros compañeros de equipo estén tres días a la semana y que la gente se niegue a hacerlo", afirmó Jassy.

En julio, unos mensajes filtrados vistos por Insider señalaban que Amazon forzaría una "renuncia voluntaria" a los empleados que no se trasladan a los centros presenciales donde trabajan sus equipos.

Amazon pertenece a la larga lista de empresas tecnológicas que apostó por recortes de personal tras el boom de la pandemia.

Desde el otoño pasado ha despedido a 27 mil trabajadores en sus divisiones de computación en la nube, publicidad y venta minorista, entre otras.

Amazon se ha opuesto de distintas maneras durante muchos años a la sindicalización de sus trabajadores, exhibiendo un discurso de que prefiere mantener con ellos una relación personal y no mediatizada.

En abril de 2022 un almacén de la multinacional estadounidense en Nueva York ganó el pulso a la empresa y se convirtió en el primero en obtener una representación sindical en Estados Unidos.

En esta nota