Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Inglaterra

Maestro se quita la vida luego de que un acosador obsesionado le dirigió un abuso "vil y homofóbico"

Simon Cremen, de 38 años, se quitó la vida después de convertirse en víctima de una campaña de vil abuso homofóbico por parte del acosador Darren Capers, quien lo intimidó y amenazó hasta el último momento.

INGLATERRA.- Simon Cremen, un profesor de Grimsby, Lincolnshire, fue atacado por un acosador obsesionado que le dirigió un "abuso vil y homofóbico", según revelan las investigaciones descritas en el Mirror UK.

El profesor, quien fue encontrado muerto por un amigo el 6 de junio de 2021, fue descrito por su desconsolada familia con una sonrisa contagiosa durante la audiencia en el Ayuntamiento de Grimsby el viernes.

El hombre de 38 años había sido víctima de una impactante campaña de abusos por parte de Darren Capers antes de su fallecimiento. El agresor luego fue condenado por acosarlo y encarcelado durante cuatro años.

El forense Paul Smith llegó a la conclusión de que se suicidó y dijo que las acciones de Simon para quitarse la vida fueron deliberadas e intencionales. Después de la investigación, los devastados padres de Simon, Sandra y Vince, recordaron los felices recuerdos que tienen de su hijo.

Fue víctima de acoso vil

Se unió a la Academia John Whitgift, en Grimsby, Lincolnshire, como profesor de matemáticas en 2019.

"Le encantaba su trabajo y si algún estudiante tenía algún problema acudía a Simon en busca de ayuda".

Sin embargo, durante el encierro de Covid, se encontró luchando con la falta de interacción social. Volvió a trabajar después de la pandemia, pero en mayo de 2021, Capers comenzó a acecharlo, acosarlo y amenazarlo.

Pronto, a Simon le resultó difícil caminar por el área local y se sentía inseguro en ciertos lugares. En el transcurso de un mes, la situación se intensificó y la policía se involucró. Las amenazas fueron tan graves que Simon se sintió incapaz incluso de ir a las tiendas.

En la noche de su muerte, Emma Linford, una amiga de toda la vida y maestra compañera, recibió mensajes preocupantes de Simon. Emma fue a ver cómo estaba y descubrió su cuerpo, informa GrimsbyLive.

En una declaración leída en la investigación, dijo que la situación con Capers había afectado todos los aspectos de la vida de Simon y lo estaba afectando profundamente. El comunicado agregó: "Estoy destrozado, él era mi mejor amigo".

Cuando vino la policía a decirnos lo que pasó, no podía creerlo, estábamos angustiados". Sobre el comportamiento de Capers, agregó: "Si no fuera por todo esto, no creo que [Simon] hubiera hecho lo que hizo".

El agresor fue procesado

Capers, de 39 años, también de Grimsby, fue procesado y admitió haber acosado al maestro, causándole graves daños o angustia, entre el 12 de mayo y el 7 de junio de 2021. El Tribunal de la Corona de Hull escuchó que Capers había amenazado con bombardear la casa de Simon y romper sus ventanas, y hubo un video de él gritando insultos impactantes.

En diciembre del año pasado, Capers fue sentenciado a cuatro años de prisión. El juez John Thackray le dijo a Capers: "Lo estabas aterrorizando literalmente y, comprensiblemente, tus acciones tuvieron un efecto profundo en él. Causaste angustia y miseria a tu víctima en los últimos días y semanas de su vida. Estaba abrumado por tu conducta."

En su conclusión de la investigación del mes pasado, Smith dijo: "La desesperación lo envolvió [a Simon]. Este abuso y comportamiento vil y homofóbico, que parecía estar aumentando, sin duda lo preocupó". Agregó: "Parece que deliberada e intencionalmente tomó la decisión de terminar con su propia vida y registro la causa formal de la muerte como suicidio".

Continuó agradeciendo a la familia y amigos de Simon por asistir y se disculpó por lo difícil que debió haber sido el procedimiento para ellos. En su declaración final, dijo: "No tengo dudas de que Simon vivirá mucho tiempo en sus pensamientos y todos lo extrañarán para siempre".

Después de la investigación, el padre de Simon, Vince, dijo: "Ha sido terrible. Las palabras me fallan. No hay resolución, sólo tenemos que aprender a sobrellevarlo".

En esta nota