Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Estados Unidos

Madre cuenta cómo su hijo se quemaba vivo por reto viral mientras ella trataba de apagar las llamas con sus propias manos

El niño de 13 años resultó gravemente herido, con quemaduras de tercer grado, luego de que intentó realizar un truco viral de las redes sociales; la madre narra la horrible escena cuando su hijo salió corriendo del baño envuelto en llamas.

ALABAMA, Estados Unidos.- Una madre que se sintió horrorizada contó cómo fue que su hijo adolescente se prendió fuego mientras intentaba un truco viral en las redes sociales, dejándola tratando de detener las llamas con sus propias manos.

Dzhyan Crutcher, un niño de 13 años, sufrió quemaduras graves de tercer grado que cubrían el 45 por ciento de la parte superior de su cuerpo mientras imitaba un truco peligroso que había visto en las redes sociales, informa el medio Mirror.

Cuando Tiffany, la madre de 34 años de Dzhyan, había colocado velas alrededor de su casa en preparación para un posible corte de energía causado por el clima ventoso, Dzhyan intentó el truco: Llevó una de las velas a su baño, la encendió y procedió a verter alcohol sobre ella, lo que provocó una explosión repentina.

Tiffany recuerda la horrible escena en marzo cuando su hijo salió corriendo del baño envuelto en llamas.

Desesperada por apagar el fuego, valientemente usó sus propias manos hasta que su hijo menor, Zaelyn, de 12 años, le proporcionó un extintor de incendios.

La gravedad de la situación provocó un traslado aéreo inmediato del joven al hospital, donde se sometió a una cirugía de emergencia.

Le mostraron un video de otro niño que hacía el mismo truco

Tiffany, madre de tres hijos, dice que un jefe de bomberos le mostró un video de otro niño que había resultado herido haciendo el mismo truco y se "sorprendió" de que Dzhyan lo hubiera intentado, ya que había advertido a sus hijos que no intentaran cosas que habían visto hacer a otras personas en línea.

Tiffany, de Athens, Alabama, dijo:

Fue al baño, tomó una vela y vertió alcohol sobre ella. Explotó sobre él y le prendió fuego. Estuve allí de inmediato. Escuché la explosión… Salió del baño y traté de apagarlo con las manos al principio. Nos enseñaron a parar, caer y rodar, así que lo intenté y no funcionó. Zaelyn agarró el extintor, así que lo apagué y luego apagué el baño. Daba miedo. Estaba completamente en llamas de cintura para arriba. Fue aterrador".

Cuando se apagó el fuego, Dzhyan estaba en estado de shock, al igual que el resto de la familia.

"No pude verlo hasta que llegó al hospital y sólo pude ver su rostro", dijo Tiffany. "Lo llevaron directamente a la cirugía y lo envolvieron. Su cara se veía muy mal para mí, su cara estaba tan hinchada. Fue horrible. Estaba en estado de shock".

No se espera que esté completamente recuperado en 2 años

Dzhyan sufrió quemaduras en un 45 por ciento de la cintura para arriba con quemaduras de tercer y segundo grado.

Los investigadores creen que estaba probando una tendencia en línea de verter alcohol en una vela.

El alcohol había estado en el armario del baño para cuando fuera necesario usarse sobre lesiones.

Dzhyan pasó un mes en un hospital y ha tenido cuatro injertos de piel, pero no se espera que esté completamente recuperado durante otros dos años.

También está recibiendo terapia para ayudarlo a aprender a usar sus brazos y manos nuevamente, ya que sufrieron las quemaduras más graves.

La madre espera crear conciencia para que no repitan lo mismo

Tiffany está compartiendo la historia de su hijo con la esperanza de crear conciencia para que otro niño no cometa el error de Dzhyans.

Tiffany dijo que su hijo “dijo que sólo estaba experimentando, no sabía que explotaría. Le gusta la ciencia, no sabía que haría eso. Sólo quería ver qué pasaría”.

Realmente no lo critiqué porque los niños cometen errores y él se está castigando a sí mismo por eso. Está traumatizado, se pone de humor y dice que no sabe por qué lo hizo, que no debería haberlo hecho y que no sabía lo que estaba pensando. El dolor de eso y pasar por la terapia lo molesta porque sabe que tiene un largo camino hacia la recuperación.

“Soy una madre sobreprotectora, hablo con ellos y les digo que no intenten cosas sólo porque han visto a alguien más hacerlo. Los padres necesitan hablar con sus hijos sobre los peligros de hacer lo que ven que hacen otras personas. Todavía se está curando de la cara, el estómago y el pecho. Sus brazos están en proceso de curación, los injertos de piel tomaron bien y tiene que ir a la clínica de quemados cada dos semanas, donde dijeron que se está curando bien”, dijo la madre.

"Tiene alrededor de un año antes de que esté completamente curado y otro año después para terminar completamente con todo. Tiene terapia debido a la gravedad de las quemaduras en sus brazos para aprender a usar sus brazos y manos nuevamente".

En esta nota