Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / FARC

Presidente de Colombia suspende tregua con el Estado Mayor Central, grupo disidente de las FARC, tras asesinato de menores indígenas

En abril esa facción disidente se dijo preparada para iniciar las conversaciones en mayo, pero nunca se concretó las instalaciones de la mesa.

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, anunció hoy la suspensión de la tregua con el Estado Mayor Central, el grupo disidente más importante de las FARC, en cuatro de las zonas más conflictivas del país. Esta decisión se produce luego del trágico asesinato de cuatro menores indígenas a manos de los rebeldes.

A través de un comunicado publicado en Twitter, el mandatario informó que "se suspende el cese bilateral que se encontraba vigente con este grupo armado en los departamentos de Meta, Caquetá, Guaviare y Putumayo, y se reactivan todas las operaciones ofensivas".

Estas cuatro regiones representan un bastión estratégico para los guerrilleros en el sur del país, lo que hace de esta suspensión un paso significativo en el conflicto armado que aún persiste en Colombia.

Los menores de la comunidad murui habían sido reclutados forzosamente por los rebeldes que se apartaron del pacto de paz que desarmó en 2017 a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la otrora guerrilla más poderosa de América.

Este fin de semana las autoridades informaron que fueron asesinados en límites entre los departamentos de Caquetá y Amazonas por miembros del frente Carolina Ramírez del denominado Estado Mayor Central (EMC) de las FARC, el grupo disidente más poderoso.

"Un hecho atroz"

Fue "un hecho atroz que cuestiona la voluntad de construir un país en paz. No hay justificación alguna para esta clase de crímenes", añadió Petro.

Liderado por Iván Mordisco, el EMC hace parte de los grupos armados ilegales con los que Petro quiere negociar y desarmar dentro de la llamada política de "Paz Total".

En abril esa facción disidente se dijo preparada para iniciar las conversaciones en mayo, pero nunca se concretó las instalaciones de la mesa.

El 31 de diciembre Petro declaró un cese al fuego bilateral con este grupo de disidentes y otras cuatro de las principales estructuras armadas que operan en Colombia.

Sin embargo ya son tres las treguas que se han caído: con la guerrilla del ELN, que se negó a cesar las hostilidades pese a tener conversaciones de paz con el gobierno desde noviembre, y con el cartel del Clan del Golfo, que atacó a la fuerza pública y a la población civil.

Si el cese al fuego no es efectivo en determinados territorios para proteger la vida y la integridad de la población, no tiene sentido persistir en ello", insistió Petro.

En esta nota