Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Migrantes en Estados Unidos

Aspirante a la Casa Blanca, Nikki Haley, aboga por no separar familias en la frontera

Nikki Randhawa Haley es la primera mujer y la segunda persona con orígenes indios, tras el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, en ocupar la gobernanza de un estado en la historia de Estados Unidos. 

ESTADOS UNIDOS.- Durante el pasado fin de semana, Nikki Haley, quien fuera gobernadora de Carolina del Sur y ahora busca la candidatura republicana para la Casa Blanca, declaró que la separación de menores de sus padres al cruzar la frontera nunca debió haber ocurrido.

Con estas palabras, Haley se alejó de la política criticada que implementó la Administración del ex presidente Donald Trump.


"Nunca debería haber llegado ese punto", sostuvo Haley, quien también fue embajadora en la ONU durante el Gobierno de Trump, en una entrevista con el programa "Face the Nation", de la CBS, conducido por la periodista Margaret Brennan.

Haley es hija de padres inmigrantes

Haley, hija de padres inmigrantes, respondió así cuando se le preguntó si reviviría la controvertida política de la Administración de Trump como una medida de disuasión para los cruces fronterizos ilegales.

No, no deberíamos separar familias, pero no deberíamos llevar familias sobre las que no tenemos ningún control", matizó cuando acaba de expirar el Título 42 que afecta el cruce fronterizo con México. 


Al expirar el fin de la emergencia sanitaria el pasado jueves por la noche, Estados Unidos dejó de aplicar este título que permitía expulsar en caliente a migrantes indocumentados sin posibilidad de pedir asilo con el pretexto de la pandemia, pero instauró otras restricciones en la frontera y comenzó a deportar mediante otra normativa conocida como Título 8.


De acuerdo con CBS, Haley culpó de la crisis en la frontera tanto a los republicanos como a los demócratas y dijo que "debería haberse solucionado hace mucho tiempo".


Indicó además que dejaría de permitir la entrada de inmigrantes al país hasta que se apruebe una reforma migratoria y que los dos partidos deberían sentarse a la mesa para conseguirla.

Haley busca disputar la candidatura presidencial

En febrero pasado, la exembajadora en la ONU, de 51 años, se convirtió en la primera republicana en dar un paso al frente para disputar la candidatura presidencial del partido a Trump (2017-2021).


Casada con un veterano de la guerra de Afganistán, Nimrata Nikki Randhawa Haley, su nombre completo, nació en Bamberg (Carolina del Sur, Estados Unidos) en enero de 1972 en un hogar de emigrantes sijs, originarios del Punjab en la India.


En 2011 se convirtió en la primera mujer y la segunda persona con orígenes indios, tras el gobernador de Luisiana, Bobby Jindal, en ocupar la gobernanza de un estado en la historia de Estados Unidos.


En junio de 2021 la actual Administración del demócrata Joe Biden destacó que tenía una larga tarea por delante pues su Gobierno había identificado a 3.913 niños que fueron separados de sus padres en la frontera con México como resultado de la política de "tolerancia cero" de Trump.


Entre 2017 y 2018, según cifras oficiales, el Departamento de Seguridad Nacional separó a más de 5.500 niños migrantes de sus familias en la frontera sur de Estados Unidos.


Hasta ahora, Trump, Haley, el empresario Vivek Ramaswamy y el locutor de radio conservador Larry Elder son los candidatos a la nominación republicana.

En esta nota