Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Estados Unidos

Temores de posible asesino serial en Texas aumentan al encontrar una cuarta víctima en el lago Lady Bird

Las cuatro víctimas encontradas hasta ahora en el lago Lady Bird, en Austin, Texas, son hombres de aproximadamente 30 años; fueron vistos por última vez bebiendo en el mismo sitio antes de aparecer muertos en el mismo cuerpo de agua

TEXAS.- Una cuarta persona fue encontrada muerta en un lago de Austin en medio de los temores públicos sobre un posible asesino en serie, aunque la policía ha dicho que no ha visto evidencia de “juego sucio” en ninguno de los casos.

La policía de Austin identificó a la última víctima el lunes por la tarde como John Christopher Hays-Clark, de 30 años. Fue declarado muerto en el lugar, de acuerdo a Fox News.

Si bien la investigación aún se encuentra en las primeras etapas, no sospechamos que haya habido juego sucio según la información que tenemos en este momento”, dijo la policía. "La investigación sigue en curso y no tenemos más información que proporcionar".

Varias personas que llamaron al 911 informaron que una persona que no respondía estaba en el agua alrededor de las 13:20 horas del sábado, dijo la policía.

También la policía mencionó que no se había visto evidencia sospechosa en los incidentes anteriores.

“Aunque estos casos aún están bajo investigación y se analizan las pruebas, en este momento no hay pruebas en ninguno de estos casos que respalden las acusaciones de juego sucio”, dijo la policía de Austin en un comunicado. "Si bien cada incidente ocurrió en el lago, las circunstancias, las ubicaciones exactas y la demografía que rodea a estos casos varían".

Las víctimas del lago

La policía encontró a Jason John, de 30 años, muerto en el lago Lady Bird en febrero, una semana después de que lo vieran por última vez en Rainey Street, que tiene una fila popular de bares cerca del agua. Otro hombre, que no fue identificado, fue encontrado muerto el 5 de marzo. Y Jonathan Honey, de 33 años, fue encontrado el 1 de abril, un día después de haber sido visto por última vez en un camión de comida en Rainey Street, informa Fox News Digital.

Los informes de la autopsia no estaban disponibles públicamente, pero la policía dijo que las víctimas no mostraban signos de trauma o heridas sospechosas.

Un tema común de los ahogamientos en Austin este año es la combinación de alcohol y el fácil acceso al lago Lady Bird, que tiene numerosos puntos de acceso”, dijo la policía. "Muchos de los puntos de acceso pueden ser difíciles de ver por la noche".

También señalaron que esas áreas cierran a las 10 de la noche e instaron a las personas a no ingresar a ellas durante la noche.

Se especula sobre un posible asesino en serie

A pesar de la falta de evidencia de juego sucio, se ha especulado sobre un posible asesino en serie.

Austin ha tenido otro asesino en serie en el pasado, en la época de Jack el Destripador. Se cree que el "Aniquilador de sirvientas" mató a ocho mujeres entre diciembre de 1884 y diciembre de 1885. Nunca atraparon a nadie.

Más recientemente, y compartiendo características similares, se ha propuesto a una banda de “asesinos de caras sonrientes” como la fuente de numerosas muertes en el Medio Oeste a partir de 1997.

En esos casos, hombres jóvenes y en forma fueron encontrados muertos en cuerpos de agua después de haber sido vistos por última vez bebiendo.

John Kelly, un perfilador criminal y psicoterapeuta que ha entrevistado a numerosos asesinos en serie, dijo que vale la pena investigar encontrar cosas en común entre las víctimas de Austin. Además de sus edades, de 30 años en adelante, también fueron vistos alrededor de Rainey Street y luego fueron descubiertos en el mismo cuerpo de agua.

Tengo un problema real con las personas que simplemente se caen y se ahogan en estos ríos y lagos”, dijo a Fox News Digital. Pero también vale la pena investigar si tuvieron que dirigirse hacia el agua o alejarse de ella en su camino a casa cuando desaparecieron", dijo.

En esta nota