Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Fracturas

Hombre intenta peligrosa posición sexual y termina con el pene "como una berenjena"

Al paciente se le colocó un catéter para facilitar la expulsión de orina y posteriormente fue dado de alta para continuar con su recuperación en casa.

Un hombre originario de Indonesia se sometió a una operación de emergencia luego de sufrir una "fractura de pene", mientras intentaba realizar una posición sexual considerada de alto riesgo.

El caso fue compartido por la revista Urology Case Report a través del portal ScienceDirect, en el artículo se detalla que el hombre, de 37 años, llegó a la sala de emergencia quejándose de una fuerte inflamación del pene.

La revista detalló que el paciente mantenía relaciones sexuales cuando intentó realizar una riesgosa posición conocida como "vaquera invertida", cuando escuchó un crujido. La sangre fue descargada en el meato (abertura) del pene, lo que provocó una incapacidad para orinar.

El pene tenía un hematoma significativo que iba desde el pene proximal al distal. El examen físico reveló una característica "Deformidad de berenjena" en el pene", indica el informe.

Los médicos lograron realizar la operación con éxito y reparar el miembro lesionado sin complicaciones.

Al paciente también se le colocó un catéter para facilitar la expulsión de orina y posteriormente fue dado de alta para continuar con su recuperación en casa.

El pene no contiene ningún hueso, por lo que técnicamente no podría sufrir una "fractura", sin embargo, Urology Case Report explicó que en este caso se trata de "un desgarro de la túnica albugínea del pene cuando el pene está erecto"

El portal New York Post citó al Dr. Karan Raj, que indicó en su cuenta de TikTok que esta es la posición sexual "más peligrosa del mundo", a la que le atribuye el 50% de las fracturas de pene.

El diario norteamericano reportó que esta rara lesión afecta mayormente a hombre de entre 30 y 50 años de edad sexualmente activos y que corresponde solamente a 1 de cada 175 mil ingresos hospitalarios en Estados Unidos.

En esta nota