Mundo Nancy Pelosi

Nancy Pelosi: Es prematuro un proceso de destitución de Trump

La líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, afirmó este jueves que es prematuro emprender un proceso de destitución del presidente Donald Trump, una iniciativa que consideró "muy divisiva".

Avatar del

Por AFP

La líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, afirmó este jueves que es prematuro emprender un proceso de destitución del presidente Donald Trump, una iniciativa que consideró "muy divisiva".(AP)

La líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, afirmó este jueves que es prematuro emprender un proceso de destitución del presidente Donald Trump, una iniciativa que consideró "muy divisiva". | AP

WASHINGTON.-La líder demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, afirmó este jueves que es prematuro emprender un proceso de destitución del presidente Donald Trump, una iniciativa que consideró "muy divisiva".

Pelosi dijo que el mandatario está "decepcionado" de que la oposición no haya abordado el camino hacia el juicio político, dado que tal iniciativa podría fortalecer sus intentos de reelección.

Reiteró, por el contrario, su posición moderada respecto de esa opción.

Podemos entregar los hechos al pueblo estadounidense a través de nuestra investigación", dijo Pelosi a periodistas, en referencia a las pesquisas iniciadas por el Legislativo sobre Trump. 

Eso "nos puede llevar a un momento en que el impeachment sea inevitable, o no, pero no estamos en ese momento", indicó.

"Creo que un juicio político sería sin dudas una fuente de grandes divisiones para nuestro país", agregó, sobre la iniciativa que sabe destinada al fracaso en el Senado bajo control republicano. 

Según Pelosi, "la Casa Blanca está pidiendo el impeachment a gritos".

Los enfrentamientos entre los demócratas y Trump se convirtieron en guerra el miércoles, cuando el presidente ofuscado anunció que no habría más cooperación en proyectos como un plan de infraestructura, hasta que los demócratas no terminaran sus "investigaciones falsas" en su contra.

Poco antes, Pelosi lo había acusado públicamente de estar "involucrado en una operación de encubrimiento" en relación a la investigación sobre la intromisión rusa en los comicios de 2016.  

- Enojado, pero no furioso -


Trump despidió a la líder demócrata de la Casa Blanca junto al también opositor Chuck Schumer casi tan pronto como llegaron para un encuentro previsto como una atípica sesión bipartidista. 

Tras el cruce convocó a una conferencia de prensa en la que se mostró furioso. Acto seguido, lanzó varias ráfagas de tuits acusando a los demócratas de "acosarlo" con múltiples consultas parlamentarias y de ser el "partido que no hace nada". 

Pelosi calificó el enojo como un "berrinche". 

Pero el jueves, Trump negó las descripciones de su comportamiento en un tuit. "Ayer estuve extremadamente tranquilo sobre mi reunión con Pelosi y Schumer, sabiendo que ellos dirían que estaba furioso, junto con sus compañeros, los medios de Noticias Falsas", escribió. 

"Bueno, de todas formas muchas notas sobre la reunión usan la versión de la ira. ¡Prensa falsa y corrupta!". 

La asesora principal de Trump, Kellyanne Conway, dijo en Fox News que "en realidad (Trump) nunca levantó la voz". 

Los demócratas "lo arruinaron una hora antes", dijo Conway, "al decir que él está involucrado en un encubrimiento, para después venir aquí y hacer como que todo está bien y que vamos a hablar de infraestructura".

- "Venganza política" -


La Casa Blanca se ha rehusado a cooperar en las investigaciones parlamentarias lanzadas por los demócratas.

Ante estas negativas, el debate sobre un posible procedimiento para destituir a Trump tomó impulso. Varios legisladores demócratas y aspirantes a la presidencia en 2020 están ansiosos por llevar adelante un juicio político. 

En particular, buscan inculpar a Trump por obstrucción de la justicia y por su negativa a respetar los poderes de supervisión del Congreso.

Pero los que respaldan esta idea siguen siendo una minoría en la Cámara Baja, donde prima la preocupación entre algunos demócratas de que el impeachment les sería perjudicial.

Esta postura sostiene que la guerra política de Washington, que ya cansa a los votantes, empañaría los mensajes de campaña sobre los temas que realmente les preocupan. Pero principalmente por no tener éxito posible en el Senado.

El senador republicano Lindsey Graham, cercano a Trump, dijo el miércoles que el juicio político sería "solo venganza política, (y) va a estallar" en la cara de los demócratas.

En esta nota

Comentarios