Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / #EnTendencia

Una tarea por su salud

Para ayudar a prevenir el aumento de peso excesivo de tu hijo o hija.

Los especialistas te dan las siguientes recomendaciones:

• Da como padre o madre un buen ejemplo.

• Promueve la alimentación saludable y la actividad física regular como un asunto familiar. Así todos se beneficiarán y nadie se sentirá señalado.

• Ten a mano colaciones saludables. Las opciones incluyen palomitas de maíz sin mantequilla, frutas con yogurt bajo en grasa, zanahorias pequeñas con humus o cereales integrales con leche baja en grasa.

• Ofrece nuevos alimentos varias veces. No te desanimes si a tu hijo no le gusta enseguida un nuevo alimento. Por lo general, se necesitan múltiples exposiciones a un alimento para que tenga aceptación.

• Prepara un lunch saludable para la escuela. Debe contener al menos un alimento de cada grupo del plato del bien comer, por ejemplo, verduras, fruta y alimentos bajos en grasa como pavo y queso panela.

¿Quieres premiar su buen desempeño en la escuela?
Elige recompensas que no sean alimentos. Prometer dulces por el buen comportamiento es una mala idea.

• Asegúrate de que tu hijo duerma lo suficiente. Algunos estudios indican que dormir muy poco puede aumentar el riesgo de obesidad. La privación de sueño puede causar desequilibrios hormonales que conducen a un aumento del apetito.

• Lleva a tu hijo al médico para realizarse los exámenes del niño sano al menos una vez al año. Durante esa consulta, el médico mide la estatura y el peso de tu hijo y calcula su índice de masa corporal.

Un aumento significativo en el percentil del índice de masa corporal de tu hijo en el transcurso de un año puede ser un posible signo de que está en riesgo de tener sobrepeso.

Fuente: Clínica Mayo

En esta nota