No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Tenía 15 días de haber regresado con su pareja; él la mató a puñaladas en su casa

Laura Melisa ya se había separado de Angello por la violencia que él ejercía sobre ella. Ayer fue asesinada en la casa donde vivían con sus hijas. 

Avatar del

Por El Universal

Laura Melisa fue asesinada a puñaladas por su pareja.

Laura Melisa fue asesinada a puñaladas por su pareja.

CIUDAD DE MÉXICO.- Laura Melisa tenía 15 días de haber regresado con Angello “N”, tras la última separación provocada por la violencia que el hombre ejercía sobre ella; ayer, la joven de 20 años fue asesinada al interior de la casa donde vivía con su pareja y sus hijas, en la colonia Ampliación Santa Martha Acatitla, en Iztapalapa.
 
Según las primeras versiones, habría sido Angello el responsable de asesinar a la mujer, de al menos nueve puñaladas en diferentes partes del cuerpo.

El fin de semana, la pareja atendió un puesto de micheladas en la Feria de San Gerardo, en la misma alcaldía; ahí permanecieron todo el domingo, hasta la madrugada del lunes, cuando alrededor de las 04:00 horas, llegaron al domicilio que rentaban.
 
Familiares de Mely, como se hacía llamar en Facebook, mencionaron que la joven comentó  hace unos días que pensaba separarse otra vez, porque las agresiones continuaban; la violencia  era provocada por celos del hombre.  

Incluso, testigos señalan que  la tarde del domingo Angello y Melisa discutieron porque él le reclamó que un exnovio de ella había pasado por el puesto.

“Ella lo amaba, pero él siempre se pasó de listo. La codeaba, la cuestionaba por la ropa que vestía.

La primera vez que le pegó fue porque supuestamente le encontró mensajes de un pretendiente”, dijo un familiar. La pareja se conoció cuando ella tenía 14 años y él, 22; comenzaron a vivir juntos cuendo ella cumplió 16 y procrearon dos hijas.

Ayer, casi a las 8:00 de la mañana, la suegra de Melisa fue en busca de Laura Velázquez, tía de la víctima, para decirle que su sobrina estaba “herida”.


Cuando Laura llegó a la casa de Melisa, había una patrulla, ahí los policías le negaron el acceso. Los agentes sólo dijeron que en la vivienda estaba el cuerpo sin vida de Melisa, con huellas de haber sido apuñalada.

Hasta ayer, nadie sabía del paradero de Angello, quien —dicen— se llevó  20 mil pesos que era la  ganancia por la venta del fin de semana.
 

En esta nota

Comentarios