No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Sin mariachis ni recorridos con féretros son los entierros ante coronavirus en Iztapalapa

En tiempos de contingencia sanitaria por el coronavirus, en la alcaldía de Iztapalapa quedaron atrás los entierros donde se llevaba música y se realizaba un recorrido con la carroza fúnebre por las calles de la localidad.

Avatar del

Por El Imparcial

Sin mariachis ni recorridos con féretros son los entierros ante coronavirus en Iztapalapa(Pixabay / Ilustrativa)

Sin mariachis ni recorridos con féretros son los entierros ante coronavirus en Iztapalapa | Pixabay / Ilustrativa

IZTAPALAPA, Ciudad de México.- En tiempos de contingencia sanitaria por el coronavirus, en la alcaldía de Iztapalapa quedaron atrás los entierros donde se llevaba música y se realizaba un recorrido con la carroza fúnebre por las calles de la localidad.

En cambio, ahora el despedirse de un ser querido se limita a una ceremonia breve en el cementerio, con un máximo de 30 personas.

En la alcaldía más poblada de la Ciudad de México, los pobladores solían llevar a cabo los funerales entre mariachi, música de banda o marimba y flores y acompañar el ferétro en procesión hasta el panteón, en multitudes de cien personas.

En entrevista con el periódico Milenio, Jose "N", un sepulturero de la demarcación y quien pidió anonimato dijo que una vez decretada la emergencia sanitaria se ha restringido el acceso a los cementerios como medida para evitar la propagación del Covid-19:

Máximo son 30 personas las que han entrado al panteón para despedir a su familiar. Es el reglamento que dio la delegación, y no deben estar más de 30 minutos, los mariachis no han entrado”.

José, quien labora como sepulturero desde hace más de 10 años agregó que las ceremonias religiosas de larga duración también se suspendieron.

Además, dijo que están rotando a todos sus compañeros para mantener la sana distancia y no tener aglomeraciones, por lo que ha dejado de recibir propinas cuando ayudaba en un entierro.

El empleado fúnebre indicó que “la última vez que yo sepulté fue una señora, ella falleció por la edad, nada más entraron 10 personas”.

En cuanto a las medidas de protección para desempeñar su trabajo, José explicó que hace varias semanas empezarón a recibir guantes, cubrebocas y gel antibacterial pero “hasta ahorita no nos han dado ningún equipo especial”.

Los superiores de estos trabajadores les han comentado que sólo realizarán el entierro de decesos por muerte natural, ya que los cuerpos por Covid-19 se van a cremar “Sólo los administradores del panteón nos dan órdenes, y sé que les llegó un comunicado donde, creo, esos cuerpos se iban a quemar, no se iban a sepultar”.

Con información de Milenio

En esta nota

Comentarios