No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Robles podría enfrentarse a falta de agua, una cama y el frío en Santa Martha

Una interna relató que había zonas donde se metía el aire, agua, animales y todo el tiempo había semi oscuridad y olor a humedad.

Avatar del

Por Agencia Reforma

La ex secretaria de Desarrollo Social Rosario Robles ingresó ayer cerca de las 8:35 horas al Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla.(Agencia Reforma)

La ex secretaria de Desarrollo Social Rosario Robles ingresó ayer cerca de las 8:35 horas al Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla. | Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Falta de agua, de una cama y frío, son algunas de las dificultades a las que se podría enfrentar Rosario Robles.


La ex secretaria de Desarrollo Social ingresó ayer cerca de las 8:35 horas al Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla.


Permanece en la zona de Medidas Cautelares del centro de detención, la cual es un área de acceso controlado, previo a que pase al área de población con las demás internas.


El área en la que se encuentra tiene algunas condiciones precarias que, quienes han pasado por ahí, conocen.


A su ingreso, las internas son despojadas de su ropa para cambiarla por prendas color beige.


Tras entregar sus papeles, son llevadas hasta su celda, a compartir con otras internas.


En la celda donde a mí me metieron eran como 15, en el área de ingreso, y había sólo tres camas, todas las demás dormíamos en el suelo. Las camas son como de lámina, como catres, pero no se doblan y se repartían por antigüedad", comentó una joven que pasó algunos días en Santa Martha, acusada de un delito que no cometió.


La mujer relató que había zonas donde se metía el aire, agua, animales y todo el tiempo había semi oscuridad y olor a humedad.


"Había una especie de zotehuela afuera de la celda, en la parte trasera, y había una puerta de cristal de arriba y abajo y una de esas puertas no tenía cristal, estaba tapado con una cobija, las ventanas no tenían tampoco cristal, entonces sí, entraba el frío, pero como estás en bola, no sientes el frío en la noche.


"Todo es feo, inhumano, como si fuera un campo de concentración", relató la testigo, quien pidió el anonimato.


Además del frío y la falta de privacidad, las internas sufren de falta de agua, como en toda la Alcaldía de Iztapalapa, donde está ubicado el penal.


Para bañarse pagan a una persona para que les caliente el agua con una resistencia y los sanitarios también carecen del líquido vital.


"La regadera está de adorno porque no te bañas con el agua de ahí, te bañas con una cubeta y pides que te la calienten con una resistencia y el baño está abierto y luego se metían palomas y cosas así, el agua que llega a salir es amarilla, es de las pipas de Iztapalapa", añadió. 


El área de Medidas Cautelares es cercana a la dirección del penal, más pequeña que la de Población, y cuenta con monitoreo de vista las 24 horas del día por personal femenino de seguridad y custodia, así como cámara de vigilancia.


Por esa mismo lugar pasan todas las internas que enfrentan un proceso con prisión preventiva oficiosa, desde Mónica García Villegas "Miss Moni", dueña del Colegio Rébsamen, hasta Esperanza Gutiérrez, acusada de asesinar a dos israelíes en Plaza Artz en julio pasado.

En esta nota

Comentarios