No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

"Que pase rápido", piden trabajadoras de restaurante

El área de restaurantes del Mercado de La Viga resiente la disminución en la clientela.

Avatar del

Por Agencia Reforma

Para la atención del sábado, el día más concurrido, esta vez redujo a la mitad la compra habitual de 100 mojarras y 10 kilos de pescado en trozo.(Agencia Reforma)

Para la atención del sábado, el día más concurrido, esta vez redujo a la mitad la compra habitual de 100 mojarras y 10 kilos de pescado en trozo. | Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El área de restaurantes del Mercado de La Viga resiente la disminución en la clientela.


Martha Carmen Ibarra es la encargada del restaurante La Puerta del Sol, con un bufet de mariscos por 155 pesos. Desde que comenzó la crisis está atenta a la evolución de casos confirmados y sólo espera que todo pase rápido, como en la crisis por H1N1 de 2009.


Con la influenza directo se fueron al cierre, no hubo este suspenso. Yo cerré tres días y en mi competencia hasta nueve días. Para uno es difícil, pero mucho más para los trabajadores que van al día", comentó Carmen.


Para la atención del sábado, el día más concurrido, esta vez redujo a la mitad la compra habitual de 100 mojarras y 10 kilos de pescado en trozo.


"Si no hay control de la curva de contagios, 10 de los 18 empleados se van a sus casas en Chiapas, esperando regresar lo más pronto", menciona Carmen.


Blanca Sánchez, una de sus meseras, dejó de percibir 3 mil pesos en propinas en la semana.


"Quiero creer todo esto es por el bien de mis hijos, para que no nos enfermemos, soy madre soltera y tengo que pagar renta. Si todo pasa rápido, está bien, yo aguanto", dice. 


Enfrente de los restaurantes, en la zona de fondas improvisadas sobre los carriles vehiculares de Calzada de La Viga, hubo menos autos estacionados en el eje vial, señal también de la menor afluencia.
En esta nota

Comentarios