Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Suicidios en México

Piden a la población estar atenta a síntomas de suicidio

El 10 de septiembre se conmemora este día internacional para luchar contra este problema social.

CIUDAD DE MÉXICO.- Se conmemoró ayer el Día Mundial para la Prevención del Suicidio y especialistas exhortaron a la población a observar los principales síntomas de este fenómeno social.

Ello, con el fin de buscar atención médica a tiempo, ya sea para uno mismo, un familiar o un amigo, especialmente enfocado en padres, tutores y maestros de niños, niñas y adolescentes.

Martha Alicia López Jaime, coordinadora de Programas Médicos de la Coordinación de Salud Mental y Adicciones del IMSS, indicó que en niños y adolescentes, algunos de los signos de alerta más importantes son mayor irritabilidad, disminución del rendimiento escolar.

También pérdida de la esperanza y alegría en el futuro y expresar que sería mejor si no estuvieran vivos.

Los adultos y personas de la tercera edad pueden presentar síntomas depresivos como tristeza, anhedonia (incapacidad para disfrutar las cosas placenteras de la vida, o pérdida de interés) y desesperanza.

También se pueden presentar alteraciones en el patrón del sueño, en ocasiones las personas expresan “fantasías de muerte”, como el deseo de no despertar al día siguiente.

Dichos pensamientos pueden evolucionar hacia la idea fija de tomar medidas para no despertar, cómo escribir cartas póstumas o despedirse de las personas cercanas.

El 10 de septiembre se conmemora este día internacional para luchar contra este problema social.


SECUELA DEL COVID

Aunque el Covid-19 ya no es una emergencia sanitaria, dejó secuelas en la manera de vincularse de persona a persona, al priorizarse la comunicación virtual, explicó Margarita Merlos, especialista del Instituto Hispanoamericano de Suicidologia “Dr. Alejandro Águila”.

La mayoría de nuestras vinculaciones han cambiado y nosotros necesitamos el contacto de las personas, de la comunicación, de recibir el afecto, un abrazo como parte de ese sentido de pertenencia”, explicó.

En otras personas dejó trastornos de ansiedad o depresión. Incluso, otras resienten aún la pérdida de sus seres queridos, el impedimento para despedirles con los rituales acostumbrados como parte del duelo, la culpa por haber contagiado a otros y el distanciamiento social, dijo.

En esta nota