No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Personas que fallezcan por COVID-19 no recibirán el último adiós: López Gatell

Derivado del alto riesgo de contagio, las personas que pierdan a algún ser querido no podrán despedirse.

Avatar del

Por El Universal

Hugo López Gatell(Agencia Reforma)

Hugo López Gatell | Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Las personas que fallezcan en los hospitales públicos por coronavirus no podrán recibir el último adiós de sus familiares. Sus restos se les entregarán directamente después de que hayan sido cremados, señaló Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Salud. 


Derivado del alto riesgo de contagio que puede representar para ellas, las personas que pierdan a algún ser querido no podrán despedirse en el hospital.


Cuando la persona pierde la vida estamos ante una situación complicada porque hay que proteger ahora la vida y la salud de los familiares. Efectivamente, se conoce que la exposición cercana a una persona infectada por Covid-19 o la misma persona cuando ha perdido la vida puede ser una fuente muy efectiva de infección y hay que proteger a quienes permanecen vivos en la familia", dijo el funcionario. 


Cuando esto ocurre, los protocolos técnicos de la Secretaría de Salud indican que el contacto "se limite, no se puede. Esta es la razón, no hay otra razón, es una razón sanitaria, de bioseguridad", afirmó. 


Indicó que se analizan distintas clases de adaptaciones para permitir que los enfermos se despidan de sus familias; sin embargo, el escenario, consideró, es "dramático", puesto que las personas que se encuentran en esta fase de la enfermedad ya no pueden comunicarse porque, al necesitar asistencia para respirar, están intubadas o sedadas,  entonces tampoco pueden hablar.


Explicó que esta enfermedad, a diferencia de otras, es de muy rápida progresión. Esto quiere decir que de un momento a otro lo que parecía ser algo controlable deja de serlo, por lo cual una persona que parecía tener síntomas leves y que pudiera parecer que se va a recuperar pronto termine con una complicación como neumonía o dificultad respiratoria que requiera hospitalización inmediata. 


"Y en algunos casos, efectivamente, de manera lamentable llegan a perder la vida", indicó.


Luego de que una persona ha fallecido la recomendación es trasladar su cuerpo directamente a los servicios funerarios donde se creman y es así como se devuelve a sus familiares. 


"El lineamiento específico [indica que] se debe proceder de manera inmediata a los servicios funerarios con los mecanismos de bioseguridad estrictos. Se procede [a la cremación] efectivamente, excepto con las personas que no han sido identificadas o reclamadas", dijo. 


Este lunes por la noche, la Secretaría de Salud dio a conocer que hasta el momento han fallecido 712 personas que fueron confirmadas con coronavirus. Además, la dependencia federal tiene aún un número adicional de personas que eran consideradas sospechosas de estar infectadas pero que fallecieron antes de que se confirmaran sus casos. 
En conferencia de prensa, detalló que hay un acumulado de 8 mil 772 personas confirmadas con el virus desde su aparición en el país. 


López-Gatell señaló que el país está cada vez más cerca de entrar en la fase 3 de la pandemia por coronavirus, lo que dependerá del número de casos, dispersión y los brotes comunitarios. 
Cuando esto ocurra, explicó el funcionario, en general los casos se contarán por miles. 


"Estamos muy cerca. Llevo 15 días diciendo que ya mero viene la fase 3. La consideración depende de varios factores, no solamente del número de casos, también de la dispersión comunitaria y de los brotes comunitarios, que exista confluencia de estos brotes y empiece a haber una transmisión sostenida en distintas regiones del país", dijo. 


"El patrón es de un fenómeno de transmisión que se sostiene por sí mismo entre las comunidades".

En esta nota

Comentarios