No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Peligrosidad del coronavirus radica en la velocidad en la que se reproduce: Biólogo

Se sabe que una persona que ya se haya recuperado, cinco días después de su recuperación o que esté declarada sana, sólo produce el RNA del virus.

Avatar del

Por UNAM Global

Se sabe que una persona que ya se haya recuperado, cinco días después de su recuperación o que esté declarada sana, sólo produce el RNA del virus.(Pixabay)

Se sabe que una persona que ya se haya recuperado, cinco días después de su recuperación o que esté declarada sana, sólo produce el RNA del virus. | Pixabay

CIUDAD DE MÉXICO.-Si bien aún no se tiene un conocimiento amplio sobre la genealogía y acelerada multiplicación del coronavirus (COVID-19), existen detalles en su conducta molecular que permiten suponer cómo inhibirlo.

De acuerdo con Antonio Lazcano Araujo, especialista en biología evolutiva de la UNAM, la peligrosidad de este virus se debe a que se reproduce mil veces más cuando está al interior de una célula, lo que lo diferencia de otros coronavirus.

El problema radica cuando ya se está en un proceso de infección, porque interviene no sólo el agente infectante, sino otras entidades biológicas o moléculas que fragilizan al individuo, como ciertas condiciones subyacentes de salud”.

En entrevista con Radio UNAM, el académico universitario precisó que ser asintomático no significa no estar infectado, pues la epidemia creció debido a que la gente nunca presentó síntomas de la enfermedad.

Expresó que aunque no se sepa la razón por la que este virus sea más eficiente al atacar a personas vulnerables (ancianos y con problemas de salud), sí sabemos cómo proteger a esos individuos. Esto se debe a la inmediatez con que actuaron los especialistas.

Poco tiempo después de propagarse el virus se tuvo la certeza que una persona que ya superó la infección, y que ya no está produciendo virus infectivo, está sana, lo que la convierte en una persona valiosa para él y para la sociedad.

“Se sabe que una persona que ya se haya recuperado, cinco días después de su recuperación o que esté declarada sana, sólo produce el RNA del virus detectable en su sangre y en sus lípidos corporales, lo que quiere decir que el virus no se está ensamblando”, concluyó Lazcano Araujo.

En esta nota

Comentarios