No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Pagan casi 5 mil pesos por recibir atención médica con el Insabi

El Instituto de Salud para el Bienestar inició operaciones hace una semana. 

Avatar del

Por El Universal

El Instituto de Salud para el Bienestar comenzó a operar el 1 de enero.

El Instituto de Salud para el Bienestar comenzó a operar el 1 de enero.

CIUDAD DE MÉXICO.-A una semana de que el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) inició operaciones, usuarios de distintos centros de salud y hospitales de segundo y tercer niveles todavía deben comprar medicamentos y material de curación que no hay en las unidades médicas.

En un recorrido, EL UNIVERSAL constató que en el Hospital General de México, en dos centros de salud en Nezahualcóyotl y en el Hospital General de Chalco  los pacientes tienen que buscar en farmacias los mejores precios para comprar medicinas y material como gasas, alcohol y diversas pomadas.

Alma y Claudia son familiares de Óscar Quintana, quien sufre de diabetes. El pasado 2 de enero sintió molestias en el pie izquierdo, por lo que se trasladó al Hospital General Eduardo Liceaga, donde lo internaron para hacerle curaciones y evitar una amputación. 

“Nos han cobrado todo: la atención en urgencias, el material de curación; nos mandaron a comprar antibióticos y medicinas. Por día de hospitalización son 450 pesos, cuando antes eran 200 y pico. En estos días llevamos casi 5 mil pesos. Yo me pregunto cuándo será real eso de que la atención es gratis; no importa pagar cuotas, pero que se ajusten a nuestras necesidades”, dice Alma.

En el caso de Ángel López, sus familiares empezaron a hacer colectas a través de redes sociales porque requieren 45 mil pesos para que el joven, que fue atropellado el pasado 5 de enero, sea operado. 

Primero fuimos a un hospital en Zumpango. Mi sobrino tiene Seguro Popular y nos aceptaron la póliza, pero por dos días en los que no le hicieron nada nos cobraron 6 mil pesos. Luego lo trasladaron al General y los doctores dicen que necesitan un clavo para operarlo, que aquí lo tienen, pero debemos pagar 25 mil pesos, más 20 mil de la operación”, cuenta su tía Angélica Pérez.

Para Karla Cárdenas, vecina de Chalco, Estado de México, el gobierno debería explicar bien en qué consiste el Insabi, porque quienes no tienen póliza no saben cómo funciona o cómo afiliarse y si a ellos también les será gratuito el servicio. Ella llegó al centro de salud con su hijo menor, quien se cayó y se rasgó parte de una ceja, por lo que necesitaba curaciones. Los empleados le dijeron que la podían apoyar, pero que no tenían el material para hacerlo.

“No es caro, pero pensé que lo mismo pude hacerle en mi casa. Lo que necesitaba era saber si el niño requería puntadas y por fortuna me dijeron que no. Yo no sé cómo funciona el Insabi, pero escucho que el Presidente dice todos los días que la atención es gratis y los medicamentos también, y al venir a un hospital te dicen que no hay, entonces, ¿a quién le creemos? La atención es buena, se ve que la gente está comprometida, pero, ¿cómo lo hacen si no tienen con que?”, dice.

En contraste, Angélica Durán, originaria de Guerrero y quien no estaba afiliada al extinto Seguro Popular, recibió atención en el Hospital General de México Eduardo Liceaga, además de que le hicieron estudios de laboratorio y ultrasonido. 

“No nos han cobrado nada. Vine por un dolor en el estómago tan fuerte que no podía ni caminar. Fuimos a un hospital, allá en Guerrero, pero nos mandaron para acá, nos dijeron que nos atenderían gratis y así ha sido”, comenta.
 
¿CÓMO SE ACCDE AL INSABI? 

La principal incertidumbre entre usuarios del Seguro Popular y personas sin seguridad social es cómo acceder a los servicios del Insabi.

De acuerdo con el gobierno federal, el Insabi, que entró en operaciones el pasado 1 de enero, es un órgano descentralizado de la Secretaría de Salud que sustituye al Seguro Popular. “Este instituto brindará servicios de salud y medicamentos gratuitos en el primero y segundo niveles a personas que no cuenten con seguridad social”, indica.

Para acceder a los servicios no será necesario afiliarse, basta con que los interesados acudan a los Centros de Salud, Centros de Salud con Servicios Ampliados, Unidades Médicas del IMSS Bienestar, Unidades de Especialidades Médicas y en los hospitales rurales, comunitarios y generales, y presenten su CURP, INE o acta de nacimiento. 

Entonces, en las unidades médicas se realizará un registro de los beneficiarios, así como un expediente clínico, y los médicos valorarán si los usuarios requieren de atención en el segundo o tercer nivel.

En caso de que la persona tenga una póliza de Seguro Popular, la dependencia que encabeza Jorge Alcocer Varela afirmó que ésta no perderá validez y el paciente no verá interrumpidos los servicios sanitarios, continuarán las citas o tratamientos, no se suspenderán partos u operaciones programadas, y los pacientes que cursan con VIH, cáncer o padecimientos considerados catastróficos recibirán sus tratamientos médicos.

 ACLARAN ASUNTO DE ATENCIÓN GRATUITA

Aunque en la página oficial del Insabi se indica que “los beneficiarios del Insabi recibirán servicios médicos sin restricciones porque habrá atención universal”, luego de que usuarios de hospitales denunciaron un alza en las cuotas por hospitalización, además de que tenían que comprar los medicamentos, el instituto señaló que la gratuidad es en el primero y segundo niveles.

“En relación con las dudas que se han generado por el cobro de cuotas en los Institutos Nacionales de Salud y hospitales federales, el Insabi brinda servicios médicos en el primer y segundo niveles de atención para todas las personas que no cuentan con seguridad social. De acuerdo con el artículo 36 de la Ley General de Salud, los Institutos Nacionales de Salud y hospitales federales están sujetos a obtener cuotas de recuperación para la prestación de servicios de tercer nivel”.

En esta nota

Comentarios