No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Niña que canceló su fiesta por coronavirus recibe sorpresa de sus amigos

La niña estaba bastante triste, pues ya tenía preparado todo lo necesario para su fiesta: Globos, pastel, adornos, botanas y demás. Todo se limitaría a un pequeño festejo con la familia.

Avatar del

Por Amelia Obregón

La niña estaba bastante triste, pues ya tenía preparado todo lo necesario para su fiesta: Globos, pastel, adornos, botanas y demás. Todo se limitaría a un pequeño festejo con la familia.

La niña estaba bastante triste, pues ya tenía preparado todo lo necesario para su fiesta: Globos, pastel, adornos, botanas y demás. Todo se limitaría a un pequeño festejo con la familia.

HERMOSILLO, Sonora.-A veces, en los momentos más difíciles, las personas sacan lo mejor de sí mismas y eso quedó comprobado este día en Hermosillo, en el cumpleaños número 10 de Ariadna Carbajal Trujillo.

La pequeña sonorense estaba triste porque, por la pandemia del coronavirus que azota al mundo, su fiesta de cumpleaños se canceló.  

La decisión la tomó la propia Ariadna por la seguridad de sus amigos y compañeros de escuela, a quien no ha visto desde el pasado 13 de marzo.

La niña estaba bastante triste, pues ya tenía preparado todo lo necesario para su fiesta: Globos, pastel, adornos, botanas y demás. Todo se limitaría a un pequeño festejo con la familia.

Las madres de sus compañeros aplaudieron la decisión de Ariadna, por lo que ellas, en complicidad con sus hijos y los familiares de la pequeña, decidieron prepararle una sorpresa muy especial.

Por la mañana, sus amigos le enviaron un video donde todos la felicitaban, le deseaban lo mejor y le hacían saber que, aunque no se encontraban físicamente con ella, no estaba sola.

Fue por la tarde cuando Ariadna recibió el regalo más grande de todos. Afuera de su casa, la niña vio pasar una caravana de carros donde se encontraban sus amigos, con cartulinas, globos y regalos para la cumpleañera. Desde las ventanas o quemacocos de los autos, los niños se asomaban para saludarla, lanzarle besos y desearle el mejor cumpleaños que pudiera tener.

Adriana corrió hacia ellos y empezó a repartir algunos de los bollitos que tenía preparados para la fiesta.  El momento fue inmortalizado en un video que compartió por Adrián Carbajal Serrano, padre de la pequeña.

En esta nota

Comentarios