Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Perros

Muere perro amarrado en la azotea de un restaurante en Jalisco, sin comida ni agua; dueño recibe un año 4 meses de cárcel

¡Justicia para Odín! José Fernando enfrenta una condena de prisión por su responsabilidad en el cruel maltrato y muerte del perro.

JALISCO.- Según informó este lunes la Fiscalía del Estado de Jalisco, se ha logrado demostrar ante un Juez de Control la responsabilidad de José Fernando “A”en el maltrato y la muerte de un perro en la ciudad de Guadalajara.

De acuerdo con las investigaciones, desde octubre de 2020, el acusado mantenía a un perro de raza Border Collie, llamado Odín, encerrado y atado en la azotea de un restaurante ubicado en la avenida Hidalgo, en la colonia Americana. Durante este tiempo, le negaba alimentos, agua y atención veterinaria.

Sin embargo, el 19 de enero de este año, un empleado de una empresa de cable que estaba realizando un servicio de internet en el lugar descubrió al perro ya sin vida y en avanzado estado de descomposición.

El empleado tomó fotografías y las compartió con varias personas, quienes denunciaron el caso al 070.

El personal de la Unidad de Protección Animal (UPA), en colaboración con el área de Inspección y Vigilancia del Ayuntamiento de Guadalajara, respondió a la denuncia y completó las actas administrativas pertinentes.

El cadáver del perro fue asegurado y llevado al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), donde se confirmó que murió a causa de una grave desnutrición y deshidratación.

Detienen y procesan a este hombre

Por estos hechos, la UPA presentó una denuncia ante la Fiscalía del Estado, y el agente del Ministerio Público realizó una investigación que culminó con la implicación de José Fernando A. en el delito. Como resultado, el caso fue llevado a juicio.

El acusado fue procesado penalmente y, después de concluir la investigación por parte de esta representación, un Juez de Control determinó su culpabilidad en el delito de crueldad animal, imponiendo una pena de un año y cuatro meses de prisión.

Aunado a la pena de cárcel, se le ha ordenado pagar una multa de 13 mil 901.16 pesos y una suma adicional de 3 mil pesos en concepto de alimento canino a la Dirección de Protección Animal de Guadalajara.

En esta nota