No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

Me dan miedo los contagios, pero quiero trabajar en el IMSS: Enfermera

Laura Atalí Becerra Hernández, enfermera general de 32 años, ha esperado ocho años por una oportunidad en la institución.

Avatar del

Por El Universal

Me dan miedo los contagios, pero quiero trabajar en el IMSS: Enfermera(Agencia Reforma)

Me dan miedo los contagios, pero quiero trabajar en el IMSS: Enfermera | Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Pese al temor ante la falta de equipo de protección y las denuncias por escasez de insumos para atender a pacientes de Covid-19, quienes en los últimos dos días buscan ingresar al IMSS dijeron que de ser necesario comprarían lo prioritario con tal de trabajar en el instituto.


Así lo consideró Laura Atalí Becerra Hernández, enfermera general de 32 años, quien ha esperado ocho años por una oportunidad como esta para ingresar.


Los trabajadores de la salud somos los que estamos ahí, el pilar en esta contingencia. Sin nosotros sería más difícil llevar este problema. Me dan miedo los contagios, pero creo que si logro entrar, pues debo tener medidas de seguridad y si el Seguro no nos proporciona el equipo de protección personal, buscarlo uno, tanto por protección para nosotros, como para nuestras familias", dijo.


Las colas, una para personal como enfermeros y técnicos, y otra para médicos generales y especialistas daban vuelta cuando menos dos veces a la calle de Florines, donde se encuentra la sede de la sección 33 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS).


Hubo quien llegó a las dos de la mañana sólo para encontrarse que la fila ya abarcaba más de una cuadra. Otras personas acudieron con sus familias y se llevaron sillas, banquitos y hasta cobijas para pasar la noche y asegurar un lugar y una ficha que les diera la oportunidad de un mejor empleo.


"Llegué ayer a las siete de la mañana, conseguí ficha pero a reserva de si hay todavía vacantes para lo que venimos, me quedé a dormir aquí. Para mí esta es una gran oportunidad, soy madre soltera y tengo tres bebés, soy su sustento. Quiero que mis hijas vean en mí un ejemplo de perseverancia", dijo Miriam Bacherón, de 33 años.


La mayoría escogió su carrera para ayudar a otros a recuperar su salud, por eso no se consideran héroes ante esta pandemia por coronavirus, sino personas que están haciendo su trabajo.


Francisco Burgueño tiene 28 años, es enfermero general y viajó desde Mazatlán, Sinaloa, a la Ciudad de México para buscar la oportunidad en el IMSS. 


"El IMSS es una institución muy noble con sus empleados, es una buena oportunidad. Para mí, el Covid-19 representa también un miedo entre el personal de salud. Espero que se pueda brindar el equipo de protección personal para hacerle frente", dijo.


A las 10:30 horas personal del sindicato salió a la calle para avisar a las cientos de personas que todavía esperaban dejar sus papeles, que ya se habían entregado todas las fichas disponibles: el lunes se otorgaron 460 fichas y ayer 230. Por el momento, no había más.


Lo único que quedó en la calle fue la esperanza para la mayoría de ellos, quienes se retiraron abatidos, desilusionados y desvelados después de una noche de permanecer en la fila para obtener un puesto, aunque fuera temporal, en el seguro.


"Desde anoche estuvimos batallando con la esperanza de un lugar, pero desgraciadamente no se pudo. Nos dan esperanza que a lo mejor. Hoy me quedé a cuatro lugares, ayer me pasó lo mismo. Quiero ingresar al IMSS para tener una mejor calidad de vida, aunque sea por contrato, hacer el conecte e ir siguiendo el protocolo", dijo Mireya Pérez, quien se quedó a cuatro lugares de ingresar.


 

En esta nota

Comentarios