No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

México

“Lorena” se dirige a Baja California Sur y prevén se convierta de nuevo en huracán

El sistema generará lluvias extraordinarias en Jalisco, intensas en Nayarit, Michoacán, Colima, Baja California Sur y el Sur de Sinaloa.

Avatar del

Por El Imparcial

El sistema generará lluvias extraordinarias en Jalisco, intensas en Nayarit, Michoacán, Colima, Baja California Sur y el Sur de Sinaloa.

El sistema generará lluvias extraordinarias en Jalisco, intensas en Nayarit, Michoacán, Colima, Baja California Sur y el Sur de Sinaloa.

CIUDAD DE MÉXICO.-A las 13:00 horas, tiempo del centro de México, la tormenta tropical “Lorena” se localizó a 100 kilómetros (km) al Noroeste de Cabo Corrientes y a 415 km al Este-Sureste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, con vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora (km/h), rachas de 140 km/h y desplazamiento al Noroeste a 17 km/h. 

Los modelos de pronóstico señalan que su trayectoria sería hacia Baja California Sur.
Se pronostica que dentro de las próximas 12 horas “Lorena” podría intensificarse nuevamente a huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson.

El sistema generará lluvias extraordinarias en Jalisco, intensas en Nayarit, Michoacán, Colima, Baja California Sur y el Sur de Sinaloa, así como vientos fuertes con rachas superiores a 80 km/h y oleaje de 3 a 5 metros en las costas de Nayarit y Jalisco.

Permanece la zona de prevención por vientos de huracán desde La Paz hasta Santa Fe en Baja California Sur y zona de prevención por vientos de tormenta tropical desde Manzanillo, Colima, hasta Punta Mita, Nayarit, y desde Los Barriles hasta Todos los Santos, en Baja California Sur.

Se recomienda a la población que se encuentra en zonas de influencia del sistema y a la navegación marítima, extremar precauciones y atender las recomendaciones de las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil, ya que, debido a las lluvias, podrían registrarse deslaves, deslizamientos de laderas, desbordamientos de ríos y arroyos o afectaciones en caminos y tramos carreteros, así como inundaciones en zonas bajas y saturación de drenajes en sitios urbanos.

En esta nota

Comentarios